Huevos, pan negro

Hace 6 años recuerdo una entrada similar, pero no tenía el dedo tan pringado, y el pan era de espelta.

HuevoFritoUnte

Sí. Los cubiertos a la hora de comer huevos fritos deberían estar prohibidos.

Tengo que hacer una categoría llamada “libidinoso & cerdoncio”, donde quepa esto y el dedazo en la clotted cream.

Esta entrada fue publicada en Libidinoso & cerdoncio, Sin más. Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

9 respuestas a “Huevos, pan negro”

  1. Genial, genial, genial!!! Genial esta yema, geniales las puntillas y aún más geniales los dedos pringados!! jaja Quien se atreva a decirme que comiendo con las manos no está todo mil veces más rico…
    Aún estoy en estado de shock después el video de la clotted cream jaja

    Un beso!

  2. Inés dice:

    Mmmm….
    Algo inquieta, confieso, por la ausencia de gemidos en el video de la clotted cream, yo no hubiese sido capaz de evitarlos
    Un beso

  3. norma dice:

    totalmente de acuerdo contigo, no se necesitan cubiertos!!

  4. chornijlieb dice:

    “libidinoso & cerdoncio” me parto!!! qué bueno y qué acertado!
    yo no me canso de ver el vídeo de la clotted cream :)

  5. Esto me recuerda que en Marruecos vi a gente de allí comerse con toda naturalidad, sentados en el suelo, un guisote caldoso de cordero sin usar cubiertos, a base de pan. Sin ensuciarse ni pizca las manos dejaron el tajine reluciente de limpio. No lo encontré en absoluto cerdoncio y sí muy fino.

  6. Mendruga dice:

    Vaya fotaca! Ayer yo cené huevos fritos y fue como un festival porque pocas veces lo hago. Eso si, y se me echarán encima los puritas, me gustan los huevos sin puntilla. Un saludin

  7. HoneyBunny dice:

    A falta de unos arenques para poner en el pan, un par de huevos fritos para hacerse un buen smoerrebroed. Olé, y velbekomme!

  8. chornijlieb dice:

    Frangullas! que yo creo que lo de “cerdoncio” iba por “cachondo”! Al menos mi mente calenturienta lo ha entendido así… :o
    Este enero estuve en Fiji y me harté de comer con las manos. Eso sí, tiene su técnica… al principio usaba las dos manos y luego a la hora de cojer el vaso para beber, lo dejaba todo pringado…. Hasta que amablemente me dijeron que se come siempre con la misma mano y con la otra se bebe, se tose, se apartan los pelillos de la cara… o lo que se tercie… Así que, cubiertos, para qué os quiero! (para la sopa y los yogures…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *