Guindillas fermentadas, seis meses después

Por fin.

Medio año después, tras habérmelas dejado olvidadas, abandonadas, desatendidas, ha llegado el momento de abrir los botes de guindillas que puse a fermentar el 5 de septiembre. Todo este tiempo, mientras yo iba de aquí para allá, han estado en un rincón; muchas no han sobrevivido, básicamente por evaporación de la salmuera (y la consiguiente exposición al aire que corrompe), pero otras han salido adelante, y la recompensa es grande.

GuindillasFermentadas

En la imagen, guindillas de fermentación láctica (con los ajitos y tiras de pimiento que las acompañaban en la larga metamorfosis). Detrás, un bote con parte de la salmuera de fermentación que ha sobrado (y que se dispone a ser la madre de fermentación de un buen lote de ajos), y otro bote lleno de guindillas que también sobrevivió.

Me parece simplemente asombroso que estas guindillas estén, medio año después, llenas de vida, crujientes y sabrosísimas, llenas de bacterias amigas… y todo ello sin haberlas prestado la mínima atención y teniéndolas a temperatura ambiente. Fermentar pan es una experiencia trascendente, pero estas fermentaciones de ritmos aún más lentos cada vez me atraen más, el sentido de la lentitud, del ritmo natural; el tiempo necesario para que estas cosas sucedan. Le encuentro un gran paralelismo con la propia vida, la existencia de estas bacterias y su actividad; la existencia de estas guindillas y cómo me van a alegrar el invierno. La cerveza es lo próximo.

Además de varios botes de guindillas de fermentación láctica (simplemente agua con sal para sumergir las guindillas y fomentar la actividad bacteriana sobre los frutos), puse un par de botes de mezcla de vinagre y agua (mitad y mitad) y menos sal, sólo al 1%. Han salido también brutales. Están como más “dulces”, si esto es posible hablando de guindillas fermentadas en vinagre. De hecho, empezaron a fermentar y burbujear antes que las de salmuera normal (posiblemente porque estas llevaban la salmuera más cargadita).

Al que le pique la curiosidad, puede pasarse por este hilo de El foro del pan donde están los fermentados de mucha gente, sus dudas y respuestas, pero sobre todo su sentido del asombro ante este proceso tan sencillo como delicioso (y nutritivo).

Estas guindillas que cogimos en Bilbao.

* También estos días, con la excusa de servir como parte de cuchipanda de un curso, he abierto un bote de chucrut que puse a fermentar el 28 de diciembre (me gusta anotar las fechas de “concepción” de los fermentados, me parece especial), el resultado ha sido también espectacular. Ha sido una buena temporada fermentadora. Qué leches, voy a poner una nueva categoría en el blog: vida fermentada. A lo loco.

Esta entrada fue publicada en Tíoteorías, Verde, Vida fermentada. Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

14 respuestas a “Guindillas fermentadas, seis meses después”

  1. David dice:

    Me preguntan por aquí que si esas guindillas, o esas bacterias, pican. :-)

  2. Ibán dice:

    Para un bilbaíno nada pica :) O sea, que si quien te lo pregunta procede, digamos, por un casual (es “un suponer”) de México, pues no pican en absoluto. Yo diría que algunas calientan la boca pero agradablemente. Pero no te dejan picor ni te hinchan los labios, y el toque fermentado les va de miedo.

  3. Miolo dice:

    El 5 de spetiembre era mi cumpleaños, me alegro de que lo celebraras fermentando cosas :)

  4. Pepe Ferrer dice:

    Muy buena pinta. Ánimo con la nueva categoría del blog “Vida fermentada”.
    En el sur no tenemos tradición en la fermentación y embotado de conservas.
    Entiendo que por algo será. ¿Temperaturas? No se.
    Los escabeches, las salmueras,… pero siempre en “abierto”
    Así que estoy impaciente esperando la creación de la citada categoría…
    … y ¿unos cursos de embotado y fermentación?
    Ánimo!!

  5. leticia dice:

    uhm.. te veo fermentadamente alocado… un buen estado d animo ;-)

  6. laura dice:

    doy fe que ese chucrut de la cuchipanda estaba buenisimo,como aderezo de los recien horneados bagels !!!!
    Muxuak!!!

  7. Ibán dice:

    Hombre, Miolo, tú también eres de septiembre… somos los mejores :D
    Pepe… desde el garum a las aceitunas me temo que la fermentación es universal, también en el sur :) (por cierto, si sigues el enlace de la categoría “vida fermentada”, verás que la ya tiene bastantes cosas en los archivos.
    Leticia, Laura… ¡hay que fermentar!

  8. urizen dice:

    Hola Iban:
    Si necesitas ayuda o cualquier tipo de info para la elaboracion de cerveza casera puedo ayudarte. Llevo haciendo cerveza en casa desde hace 12 años. Es tan fascinante y gratificante como la elaboracion de otros fermentados. Un saludo.

  9. […] el intenso verde. Lo pongas donde lo pongas, es una experiencia. Estos días lo estoy juntando con guindillas fermentadas. Fight! Esta entrada fue publicada en Verde. Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un […]

  10. Raquel dice:

    Yo también soy de septiembre ;)

    Hablando de fermentados… adivina cuál es el nuevo producto de la granja para el año que viene. ¡¡¡Chucrut!!! Eso y germinados (el de puerro es una pasada).

  11. @Pepe Ferrer: ay, que no se fermenta en el sur ¿y los alcaparrones? ¿y las aceitunas? Solo tienes que mirar a tu alrededor con un poquito de atención ;)

  12. […] un bote de salmuera de fermentación de las guindillas, estoy fermentando bien de ajos, para servir en los aperitivos del verano, con unas buenas cervezas […]

  13. Amadeu dice:

    Estoy repasando este blog con entusiasmo

    Aunque veo que no es propiamente de recetas

    Me atrae el tema de los fermentados….atras he dejado entre otros el de ajos….parecia una delicia..

    Agradeceria si fuese posible la receta para poder llevar a cabo todo el proceso….

    Cordialmente
    Amadeu

  14. Amadeu dice:

    Estoy repasando este blog con entusiasmo

    Aunque veo que no es propiamente de recetas

    Me atrae el tema de los fermentados….atras he dejado entre otros el de ajos….parecia una delicia..

    Agradeceria si fuese posible la receta para poder llevar a cabo todo el proceso….

    Cordialmente
    Amadeu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *