El bollo de mantequilla de Bilbao

Este es el post del bollo de mantequilla de Bilbao. Hace tiempo le dediqué una pequeña reseña llena de nostalgia a esta joyita bilbaína. Basicamente se trata de un bollo suizo abieto por la mitad y relleno de mantequilla batida, de pastelería. Como estoy unos días por Bilbao, he tenido tiempo de cumplir un pequeño sueño, una peregrinación bollísitica. Sin intención de decir “este es mejor” o “este es peor”, he ido a cinco pastelerías de toda la vida del centro de Bilbao para llenarme de bollo de mantequilla, ver sus cualidades y, tal vez, ahondar un poco en el alma bilbaína.

Bollos de mantequilla en sus paquetitos
Por suerte para los bilbaínos (o bilbainos, como se hacen llamar los más bilbaínos), hay en Bilbao muchísimos más obradores que estos cinco de mi elección. Los bollos los recolecté una mañana de domingo en el ensanche de Bilbao. Ese nuevo Bilbao que surgió a finales del s.XIX cuando el corazón original del bocho, sus siete calles y aledaños, estaba saturado. Puede que fuera en ese momento, con el cambio de siglo y la llegada de los cafés a Bilbao, cuando se importara la afición por el bollo suizo y su rica miga. Sea como fuere (los más interesados podéis leer a Manuel Montero o Carlos Bacigalupe escribiendo deliciosamente sobre el tema), Bilbao disfruta desde hace tiempo de una gran cultura cafetera y bollística, expresada en un sublime café con leche (es puro vicio, lleva leche concetrada) y una gran variedad de bollos y pasteles para acompañarlo: el bollo de mantequilla, el pastel de arroz, la Carolina, la Cristina, el jesuita, etc.

Pero vamos a por el bollo de mantequilla, los bollos, en cuestión. Para ver los bollos como si estuvieras en Bilbao, pincha sobre cada imagen.

Bollos de mantequilla de 5 pastelerías de Bilbao
De izquierda a derecha: New York, Arrese, La Suiza, Nts. de M. Zuricalday, Don Manuel. Por su forma, tal vez el más ortodoxo sea el segundo, el de Arrese. Esa forma ovalada y perfecta, algo brillante, con azúcar repartido homogéneamente en la superficie y la mantequilla que se adivina saliendo por el corte que lo recorre de lado a lado: este es el bollo de mantequilla canónico.

Antes de catarlos (bien acompañado para la ocasión), los pesé. Van desde los 72 hasta los 105 gramos (poca harina para los 1,15€ – 1,25€ que valen), pero la mayoría están entre los 75-85 gr. Sorprendentemente, el segundo y tercero (Arrese y La Suiza) pesan practicamente lo mismo, pero el de La Suiza es casi el doble de grande. Esto nos puede dar una idea de las diferencias en miga, ingredientes y tiempos de fermentación, una auténtica galaxia bollística. Si a esto le añadimos las variedades en mantequilla, ¡es un universo bollístico!

Pero veámoslo más de cerca, aquí están. Pincha sobre las imágenes para dar un buen mordisco a cada bollo.

Bollo de mantequilla de la pastelería New York, Bilbao
Bollo de mantequilla de la pastelería Arrese, Bilbao
Bollo de mantequilla de la pastelería La Suiza, Bilbao
Bollo de mantequilla de la pastelería Nts. de Martina Zuricalday, Bilbao
Bollo de mantequilla de la pastelería Don Manuel, Bilbao
Las migas difieren sorprendentemente. La de Zuricalday pudo ser la más equilibrada, ni muy hinflada, como La Suiza, ni muy panosa, como la de Arrese. La de Don Manuel era la única que difería en tono, ya que era la más amarillenta.

¿Y las mantequillas? Un visitante preguntó una vez en un comentario de este blog: “¿De qué está relleno un bollo de mantequilla?”; creo que es una gran pregunta, ya que es la combinación fundente de mantequilla y miga lo que da su magia al bollo de mantequilla. Estos cinco bollos varían mucho en cuanto a cantidad y tipo de mantequilla. El que más tenía era el primero, el del New York; tenía mucha pero era casi como nata montada, muy ligera. En el otro extremo, el de Zuricalday tenía lo más parecido a mantequilla casera. Las que más nos gustaron por textura sedosa y sabor (ni dulcísimo ni soso) fueron con diferencia la de Arrese y la de Don Manuel.

La verdad es que (como se puede ver en la imagen inferior) fue un proceso laborioso, una prueba de resistencia solo apta para auténticos chimbos (como se conoce también a los bilbaínos).

Cata de los bollos de mantequilla en una mañana bilbaína
Fin de la cata de bollos de mantequilla
Poco a poco fuimos trasegando el café (sí, también se pueden tomar los bollos con ColaCao) y los bollos. Con esa sensación placentera, dominical y ociosa.

Mis sitios favoritos para tomarme un café con leche y bollo de mantequilla los últimos años han sido Don Manuel* y el New York. Curiosamente, el de Don Manuel fue el que más nos gustó a todos (pero, claro, sobre gustos no hay disputas).

Queda pendiente para la próxima visita a Bilbao un post sobre los otros clásicos para tomar con el café en Bilbao (a saborear preferiblemente en una “degus”, que es como se llaman en Bilbao las pequeñas cafeterías de charla y sirimiri).

* Otra nota triste para Bilbao. Después de el Motrikés y el Basaras, el Don Manuel que conocíamos ha desaparecido. Lo han renovado con irrefrenable frenesí de modernidad. Donde antes había una pastelería con tres o cuatro taburetes y un ambiente tranquilo y sobrio, ahora hay un lugar con aspiraciones, de lineas puras, donde reina el negro (combinado con el blanco); las luces son apliques cúbicos negros y los tiradores de las cajoneras son perfectos cubos plateados. Su deliciosa gama de pasteles la sirven ahora en platos cuadrados y las tazas llevan ahora su nuevo logotipo que, como no, está escrito en minúscula.

PS: Más pasteles de Bilbao, carolina, pastel de arroz, etc. (marzo 2007).

This entry was posted in ¿Vienes a cenar fuera?, Bilbao, Dulce, Tíoteorías. Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

65 responses to “El bollo de mantequilla de Bilbao”

  1. Roser says:

    Me lo apunto todo para cuando vuelva a Bilbao. Qué gustazo estos primeros planos de bollos y rellenos! qué buenos. De hecho, cuando fui a Bilbao hace años, recuerdo con mucho cariño los desayunos (mezcla de dulce y salado, desayunos como Dios manda) aunque no sé exactamente dónde fui (tengo que repasar mis notas).

  2. MunduJr says:

    ¡No me lo puedo DE creer! ¿!¿BILBAO SE ESTÁ BARCELONIZANDO?!? Qué desgracia, por dios. Yo que siempre creía que los bibainos (sin tilde) siempre escribían con mayúsculas, acorde con la grandeza de su ser. Me has metido tal hambre que voy a hacerme un chocolate caliente. Sin bollo… pero algo es algo.

    Nos vemos pronto. Feliz retorno a Barsolona.

    Sir ANTHONY WORLDGATE.

  3. rosal says:

    Vaya tratado de bollos bilbainos has hecho Iban…. yo creo que por la vista me quedo con el D. Manuel o el Arrese o………. todos.
    se ven espectaculares.
    Feliz Navidad !!!

  4. Bea says:

    Hola Ibán!! Me he quedado fascinada con tu blog…… lo he leído todo (soy tan cotilla)… Curioso el estudio científico que has hecho de los bollos de mantequilla…. yo me quedaría con el bollo, pero sin mantequilla, o sea la “medianoche” de toda la vida. Debe ser que mi madre me dió mucha mantequilla cuando era pequeña. Un beso y Feliz Año Nuevo!!!! Bea

  5. Susana says:

    Magnífico post!! y qué tal una cata de pasteles de arroz?

  6. Roger says:

    Aunque vengo un poco empachado de tanto dulce navideño,con tu post sobre El Bollo de Mantequilla me han entrado unas ganas de volver pronto a Bilbao para desayunar uno de ellos!

  7. Ibán says:

    Roser, a mi me encanta el bilbao invernal, bajo la lluvia, sobre todo para tomar estas cositas :)
    Mundu, por desgracia, Bilbao está sufriendo algunas transformaciones que lo estandarizan, lo bornizan barnizandolo de moderno (jó! qué poético me ha quedao).
    rosal, lo bueno de Bilbao es que hay docenas de sitios para tomar buenos pasteles y bollos, así que, vayas donde vayas, casi seguro que aciertas!!
    Bea, Bienvenida por aqui!! has leído todo el blog?? te mereces un premio!! un bollo de mantequilla para la señorita!!!!!!!!!!!!!! Eso sí, un bollo de mantequilla debe tener mantequilla. De hecho, no es mantequilla “tal cual”, así que si vas por Bilbao no dudes en pedirlo.
    Susana, ando preparando otro post sobre clásicos de la pastelería bilbaína…al tiempo!
    Roger, un bollito de mantequilla es mano de santo para cualquier mal ;)

  8. María A. says:

    Me han dado ganas de llorar de nostalgia. Esta Navidad no he podido ir a Bilbao. Mi abuela me llevaba de compras (y me hacía probarme media tienda: es que ella sólo tuvo niñas y una nieta la venía que ni al pelo)y luego para recompensarme por no haberme quejado demasiado me compraba un bollo de mantequilla en Arrese, una tostada en Zuricalday o un pastel de arroz (mi favorito indiscutible) en una degustación cuyo nombre no recuerdo, junto a una de las zapaterías Ayestarán.

  9. Ibán says:

    Vaya, María A., qué recuerdos más bonitos, aunque melancólicos. Y no penes por no haber podido ir a Bilbao, seguro que Bilbao (y tu familia) va dentro de tí :)
    Otro día pongo más pastelitos de Bilbao (incluido tu favorito)

  10. Sara says:

    Un amigo de mi novio (de Bilbao, y del centro, como él mismo), siempre me dice que no sabe como hemos podido ser niños sin bollo de mantequilla los que no hemos tenido la suerte de nacer allí… y yo siempre le digo lo mismo: los de Bilbao, nacemos donde nos da la gana.

    En Barcelona no tenemos, como tampoco tenemos “Carolinas” (ooooh, eso sí me pierde), pero hacemos… lo que podemos!

    Abrazos,

  11. Ibán says:

    Ay, la Carolina, también le dediqué un post. En cuanto vuelva a Bilbao un finde pienso hacer un post antológico :)

  12. Feuille d'érable says:

    Qué gracia, que las cosas que echamos de menos sean las mismas, después de tanto tiempo… Pues adivina mi sorpresa cuando paseàndome por Chinatown (la Chinatown de Montréal, minùscula pero simpaticona), (y con esto acabo de delatarme, pero qué se le va a hacer), entré en una paste toda de color rosa, de las mesas de formica a los azulejos de las paredes, llena de humazo (porque Chinatown es todavìa el ùnico sitio en Montréal en el que se pasan por el arco del triunfo -o por la puerta china- las severas leyes antitabaco de Québec), pedì un té verde, servido en vasos de plàstico, y me atrevì con un bollo relleno de alubias dulces y otro que resultò ser… una réplica perfecta del bollo bilbaìno!!! No sabìa cuànto los habìa echado de menos hasta que no lo mordì y la inesperada mantequilla, igualita a la de Arrese, me inundò las papilas. La ùnica diferencia: por fuera estàn espolvoreados de coco rallado, en lugar de azùcar. Este pedacito de informaciòn canadiense va como agradecimiento a los momentos agradables que he pasado leyendo tu blog. A riesgo de perder mi celosamente guardada distancia. Un beso amistoso. A.

  13. Ibán says:

    :) Te pongo un mail, A.
    Me pregunto si en la chinatown de allá hablarán francés quebequés con acento chino…

  14. yeste says:

    Hablando de los pasteles típicos de Bilbao, alguien ha preguntado por unos muy ricos que su tía le llevaba desde Bilbao.Por la descripción pueden ser los zuri-beltzak que son unos pastelitos típicos de Gernika y que yo sepa sólo los venden allí.Son exquisitos

  15. […] Un regalo venido de lejos, bollos de mantequilla. […]

  16. Dessmond says:

    Està clar que el Guggenheim no és l’únic que s’ha d’anar a veure de Bilbao. Queda demostrat en aquest fantàstic post.
    No coneixia aquestes obres d’art farcides de mantega. Impressionant el teu grau d’anàlisi. Molt útil.

  17. Joana says:

    Asi por casualidad ha venido a parar a tu blog una bilbaina (sin el acento jajaja) afincada en Londres desde hace casi 10 años a la cual has hecho recordar su niñez con estos deliciosos bollos de mantequilla… encontre la receta hace poco, ahora faltan agallas para hacerlos!

    Un fuerte abrazo…

  18. Dolores says:

    Que recuerdos tan bonitos de la abuela y el abuelo.
    Cuando muchos fines de semana y en las fiestas en la casa de ellos, estos bollos eran nuestro mejor despertar.
    Que descansen en paz.

  19. Heike says:

    El lunes pasaba la mañana en Bilbao y me acordé de tí. Me acerqué hasta Don Manuel para traerme unos bollos a Madrid, estaba cerrado.

    Así que fui a Nietos de… Y traje 4. ¡no tenían apenas azúcar por encima! y estaban un poco secos…

    En mi próximo viaje intentaré volver a Don Manuel…

    Muchos besos!

  20. Igor says:

    llegue a tu web buscando una receta de pescado y me llevo a la boca una salivacion escesiva.
    UUMM!! que buenos estan los codenados. Y cuando mas lejos estas, mas ganas de comerlos.
    Estas navidades, espero pasearme por Bilbo y hacer la ruta de las pastelerias.
    gracias por la envidia sana que me das con este blog.
    agur

  21. […] Después de aquello, a la primera ocasión que tuve, le hice un pequeño homenaje a la carolina (aquí); fue algo de urgencia, en una escapadita a Bilbao (la foto estaba hecha con el móvil). Después ya me metí de lleno con la carolina y el resto de dulces bilbaínos (aquí); y aún más en profundidad con el bollo de mantequilla, ese tótem bilbaíno, faro que nos ilumina (aquí), que ya había tratado/añorado hace más tiempo aún (aquí). […]

  22. helo-Xelo says:

    Hola, que buena pinta esos bollos. En Valencia, los hacian igual pero rellenos de merengue (ya no los encuentras, han desaparecido). A mí me encantaban de pequeña; los hacian en, practicamente, todos los hornos( no en las pastelerias, aquí solian hacer solo merengues estilo “las carolinas”,etc) Un dia los encontré en un pequeño horno en el centro de Valencia y cada vez que iba a la “capi”( yo vivia en un pueblo) me pasaba por alli a deleitarme comiendo un bollo con merengue. Hasta que tambien allí dejaron de hacerlo; entonces, me compraba un brioche o pan de leche(lo más parecido) y un merengue, y me lo preparaba en casa. !Que bueno! y que ganas tenia de llegar a casa!En fin, un pena, pero todavia me lo puedo preparar en casa.¡Los dulces que buenos y que bonitos son!

  23. Julia says:

    ¡Ay, perdonad! ..Perdón ,pero tengo que poner la nota discordante:Nunca he podido con los pasteles bilbainos.En Bilbao hay mucha costumbre de enviar bandejas de pasteles a los amigos y parientes.Pues en mi casa llegaban a morirse de asco en la nevera.Comíamos uno el primer día y el resto,olvidar.La Carolina yo la descabezaba y me comía el nido,nunca comí un bollo de mantequilla entero,etc,etc.Razón:demasiado dulces,masas inconsistentes,fofillas..y una madre repostera de categoría.No hay como lo hecho en casa.Lo siento.Ahora, cuando vuelvo por allí me tiro a los pintxos com una náufraga.

  24. pilar says:

    Hola,

    como buena bilbaina, recomiendo el relleno de mantequilla color ocre y no color blanca.

    Degustar el pastel de arroz calentito (lo suelen calentar encima de las cafeteras) junto con café con leche.

  25. iñigo says:

    hola,como bilbaino ke soy recomiendo el bollo de la pasteleria mara,una delicia ke llevamos comiendo en casa desde ke tengo uso de razon!!!!

  26. josune says:

    además de las carolinas los bollos de Zuricalday etc. habia una pastelería en algorta donde hacian una crema saint honoré increible por desgracia la ha cerrado

  27. ane miren says:

    IMPRESIONANTE,soy niña de Bilbo y de bollos de mantequilla vivo en alicante hace 20 años y sigo teniendo morriña,como dice los gallegos de esos bollos de mantequilla que mis hermanas me manda en el bilman bus muy de vez encuando y siempre que se que alguien viene por aqui pierdo la vergúenza y le digo que me los traiga,a sido un deleite ver las fotos,ahhh los pasteles de arroz los hago yo y son pasteles de dioses que mis amigas agradecen y siguen si entender el porque de no tener arroz ahhhh cosas de bilabao

  28. […] En Bilbao, lugar de buena pastelería y gente amante de los bollos, el xuxo no es muy apreciado, la verdad. Normalmente es industrial, un pastel “de segunda”; es más, puede que las pastelerías de renombre ni lo tengan. Pero aquí en Barcelona (y en otros sitios de Cataluña, por lo que me han comentado) el xuxo es otra cosa: algo excelso, delicado, sutil. En lugar de ser una masa frita algo basta, es una masa ligera que en el exterior te recuerda a un cruasán frito, enrollado y con finísimas capas crujientes. […]

  29. carla says:

    Los bollos de Arrese son los mejores de España!!! Y si algún día haces un post sobre los pasteles de arroz, lo de ARRESE también son deliciosos!!

  30. Curra says:

    Que maravilla de Blog, yo soy de Bilbao.. pero desde hace años no vivo allí.. que maravillosos recuerdos de Las carolinas, el pastel de arroz, (por cierto, no se si hablas en algún lado del pastel de espinacas.. no sé si ya quedan pastelerias que los hagan), y los bollos de mantequillas.. que recuerdos de tantas meriendas…

  31. elena says:

    he leido tu nota sobre los bollos de los que son tambien fan, soy de bilbao y recomiendo el de LA EXQUISITA que veo que no ha entrado en tu investigacion. Para mi, sin duda, el mejor de Bilbao. A ver si lo pruebas!!!1

  32. rosa says:

    te quiero mucho

  33. […] propuesto hacer un pequeño homenaje al llonguet (como hice en su día con cosas bilbaínas como el bollo de mantequilla o la Carolina). El otro día hablé con el panadero, Agustín, y le pregunté por el llonguet. Él […]

  34. intxaurtsu says:

    Interesante post este!!! Quedan pocos sitios donde los bollos sean perfectos, pero me parece que tendré que desvelarte ese secreto, si algún día vuelves a Bilbo (espero que pronto para enseñarme a mí a hacer pan) yo prometo llevarte algunos de los buenos si me prometes guardar el secreto.

  35. josune says:

    QUE SORPRESA TAN AGRADABLE HE TENIDO Y ESO GRACIAS A MIS AMIGAS CATALANAS, ME HE ENCONTRADO CON CON ESTAS PÁGINAS , QUE ME HAN ENCANTADO, sOY aLGORTEÑA (QUE AUNQUE LOS DE BILBAO NO QUIERAN ADMITIR ES LA CAPITAL DE BIZCAYA) TENGO 77 AÑOS Y UNA GRAN ADMIRACION POR LOS BOLLOS DE MANTEQUILLA. AL TENER HIJOS REPARTIDOS ENTRE BARCELONA Y CANARIAS , ESTOS VIAJAN ( LOS BOLLOS)DE VEZ EN CUANDO A DICHOS LUGARES, LUEGO LA PÁGINA DE LOS DEMAS PASTELES ….CON LA REINA CAROLINA AL FRENTE, !CIELOS !QUE BONITO Y RICO RICO TODO, SOLAMENTE HE HE CHADO A FALTAR UN PASTEL QUE ES INCREIBLE Y QUE AQUÍ EN ALGORTA Y SUS ALREDEDORES , NOS ENCANTA EL PASTEL SAINT HONORÉ, YO DESPUES DE MUCHAS VUELTAS HE DESCUBIERTO LA FÓRMULA DE LA CREMA, ESTA CREMA DONDE MEJOR LA HACIAN ERA EN UNA PASTELERÍA EN ALGORTA GOZOENA, SI TE INTERESA TE LA MANDO, PUES MERECE LA PENA UN SALUDO jOSUNE

  36. Fernan says:

    Menuda pasada de post! Por Bilbao, por los bollos de mantequilla y por cómo lo cuentas de bien. Ya estoy reenviadno esto a todo el mundo para que disfrute leyéndolo lo mismo que lo he hecho yo.

  37. […] Nota: para los que no tengan la suerte de saber lo qué es el bollo de la foto, les remito a un post de Ibancito. […]

  38. Anita says:

    ¡¡¡Vaya homenaje que te has dado!!! De mayor quiero ser como tú, jeje…
    Hola. Soy una nueva admiradora que hace muchos años que no se come un bollo de mantequilla… Ni un pastel de arroz (perdición!). Pero es que cuando vuelvo a mi tierra desde Madrid, hay tantas cosas que degustar que siempre se me olvida dejar un hueco para lo dulce!
    Muchas gracias por tu blog

  39. nose el bollo de mantequilla

  40. bollo says:

    No recuerdo el nombre de la pastelería, pero uno de los mejores bollos de mantequilla que he comido está en Amorebieta, a ver si alguien puede poner el nombre… Os dejo una receta de cómo hacer los bollos de mantequilla caseros para que cada uno lo haga a su gusto ajustando los ingredientes.

  41. Marta says:

    Hola!!! Felicidades por tu blog, los mejores bollos de mantequilla de Bilbao eran los de Maguregui…años luz del siguiente, Zuricalday ha bajado muchisimo, hoy las mejores pastelerias son Arrese y la Suiza en Bilbao y Zuricalday de Algorta que nada tiene que ver con la de Bilbao. Un abrazo desde Zahara de los Atunes

  42. Txokue says:

    Eres un crack, me encanta tu post. Sigue así majo.

  43. Semla says:

    […] en Uppsala, y ahí que me fui con Markus. Él es sueco, y creo que no ha visto en su vida un bollo de mantequilla, ni puede entender el momento de iluminación que un semla supone para un auténtico amante de los […]

  44. pilar says:

    Me acaban de mandar el articulo sobre los bollos de Bilbao.
    Soy una buena Bilbainita, pero ahora vivo en Las Arenas y sin dudar los mejores bollos
    son los de Martina Zuricalday de las Arenas y si lo quieres mejorar el plan es comerlos
    alli mismo, con un chocolate a la taza hecho por ellos que te mueres de gusto. El local
    es de toda la vida y merece la pena. Plan estupendo, no lo dudes en hacer

  45. Cantinerita says:

    Vaya análisis más completo!!!!!!!!!!!!!!!!
    Hoy he visto en el blog de Comoju que había hecho Bollos de Mantequilla de Bilbao, y ahí ha sido cuando me he enterado de que son típicos de Bilbao, manda narices, yo pensaba que eran como los croissants… conocidos en todas partes… y me he puesto a buscar en el google y me ha traido aquí directa, y he alucinado viendo el otro post que tienes sobre los pasteles de Bilbao y este, con este análisis a fondo del mundo del Bollo de Mantequilla de Bilbao…
    Me ha encantado!!!

  46. Elvira says:

    ¿Has probado los de Zuricalday de Las Arenas ó Algorta?. Son más cuadrados y están muy buenos. No son los mismos que los de Zuricalday de Bilbao, porque aunque son familia, no tienen los mismos productos ni obradores. Tienes que probarlos.

  47. Jose Carlos says:

    Es un artículo muy interesante y muy trabajado. Felicidades.
    Aquellos a los que nos gusta la repostrería y queremos a nuestra ciudad natal, no se nos pueden olvidar los innumerables bollos de mantequilla que nuestros padres nos compraban en las pastelerías Gozo-Toki (creo recordar que se llamaban así) en Avenida Zumalacárregui y en la calle Gregorio Balparda, cerca de Iparraguirre. También recuerdo los famosos “canutillos” de la panadería Lemona (cerca del Instituto Central), con su masa hojaldrada y su crema interior. Como hace Hommer Simpson, se me hace agua la boca, solo de pensarlo. Agggggggrrrrrrr!
    Saludos.

  48. Ainhoa says:

    Para bollo.
    La pastelería de Amorebieta con los mejores bollos del mundo es Ayarza. Las palmeras también son fantásticas, y los harinados, y los pastelitos, y la tarta de almendras….

  49. karmele says:

    Increible!! pero cierto. soy la fan nº 1 de los bollos de mantequilla bilbainos. Soy baracaldesa pero llevo 31 años en ibiza y cada vez que voy a casa de mis padres paso dos o tres veces por la pasteleria del monumento. Pues tengo un ritual y es que cada vez que paso me compro un bollo de mantequilla. Y cuando alguien viene de alli a verme a Ibiza me trae tres o cuatro . De hecho he encontrado esta pagina porque estaba buscando la receta para ver si puedo yo hacerlos. Os entiendo a todos y me sumo a este fervor por el bollo bilbaino.

  50. Azarobeltza says:

    Bilbotarra y goloso de toda la vida, solo puedo decir una cosa sobre tu comentario y cata de bollos de mantequilla,,,, “chapó”.
    PERO.. te has dejado algunas joyas sin catar: Nevada en M.Diaz de Haro (el mejor pastel de arroz), MARA en Alameda de Urkijo (el mejor BOLLO DE MANTEQUILLA, Ooooh!), Zurikaldai en Las Arenas (su bollo de mant. ES RECTANGULAR)… jejeje tengo claro que no podías comerte otros tres pero creeme, estas tres pastelerias son tres de las grandes. Juro que no tengo nada que ver con ninguna de ellas aunque me conocen la mitad de las dependientas. Musutxuak Bilbotik.

Leave a Reply