Red velvet

El Oeste de Londres sabe diferente.

Recuerdo la primera vez que probé el red velvet, era una mañana de otoño londinense, hace ahora cinco años. Yo soy como más del Este, así que las visitas al Oeste son pequeñas incursiones antropológicas y culturales (una al respecto, hace más de tres años).

Red velvet
Red velvet

En la foto se ven unos cupcakes en su cajita de la Hummingbird bakery, en la tibia luz del otoño londinense, hace ahora 5 días. El glaseado de la Hummingbird es bestial, cremosísimo, tiene queso fresco y cantidades estratosféricas de azúcar y grasa: sublime.

*Por cierto, hace unos días hablaba Bea de esto.

Esta entrada fue publicada en Dulce, Guarradas, ¿Vienes a cenar fuera?. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

9 respuestas a “Red velvet”

  1. QJones dice:

    Cagonlaleche! Me como hasta el papel ese, tan gordito!

  2. martolina dice:

    uy! Cuando las pintas son como éstas qué pena me da no tolerar el dulce… :(, pero igual me quedo enganchada en los escaparates de las pastelerias :), algo es algo!

    Beso

  3. Iris dice:

    Tanto hablar de las red velvet me están estrando ganas de hacer una hornada y comérmela yo entera!

  4. El Capitán dice:

    Hola Ibán!!

    yo te tengo en mi agregador de feeds y te leo habitualmente, aunque soy de esos malos lectores que nunca comentan (prometo reformarme)
    Participo habitualmente en el HEMC y creo que compartimos una vajilla Por lo menos unos platos)

    saludos

  5. Virginia dice:

    Mmmm, bueno, siento desentonar y parecer demasiado clásica, pero dejando a un lado los vínculos sentimentales que nos unen a algunas cosas comestibles… me parece que esos pastelillos tienen una pinta asquerosa, sobre todo el de color rosa!!, sin embargo ese nombre “Red velvet” me parece tan tentador que no he podido evitar leer la receta y pensar que incluso debería probarla. Además me voy a fiar “vuestro”.

  6. Bea dice:

    Vaya, vaya…venía yo como una loca a decirte, que la semana pasada hice unos Red Velvet..pero veo que ya lo viste, jejeje….que ricos verdad…una delicia….totalmente diferentes!!! Me alegro que te gusten. Un beso. B

  7. Sonia dice:

    A mí me parecen espectaculares. Vamos, que también me estan entrando ganas de hacerlos. Ese glaseado, tal y como lo describes, debe ser sensacional. Un abrazo. Sonia

  8. MunduJr dice:

    Pues a mi me pasa justo al revés: yo vivía en el oeste, e iba al este a trabajar (city) y “de safari”. De ahí que conozco más sitios de estos (en plan pastitas y bombones) que los de “gastronomía a lo bestia” que tú conoces y de los cuales tanto te pregunto.

    De todas formas no conocía Hummingbird bakery, así que tomo nota para la próxima (¡¡¡que será dentro de poooocooooo!!!), tengo que “agregar” ese glaseado a mis michelines, ¡mi cintura sí que es un “agregador de noticias” gastronómicas, y no el Google Reader!

  9. Ibán dice:

    QJones, pues fíjate tú que no me había yo dado cuenta de que el papel es, efectivamente, gordito y apetecible (igual que te quedas después de tomarte 2 de estos: gordito y apetecible).
    Martolina, sí, además “las movies yankies estas” siempre son taaaaaaaaaaaaan bonitas. La mitad del placer que da comérselas es lo bonitas que son :)
    Iris, pues, venga, hazlo! Pero mándame una cajita!!!!!!!!!!
    El Capitan, pues qué bueno que hayas comentado. Casualmente conocí tu blog hace unos días por el premio, gracias de nuevo. La vajilla, jeje, qué bueno lo de los platos con el borde amarillo, es cierto ;)
    Virginia, desentona, desentona, que a mí me gusta mucho la gente con opiniones :) Puedo entender que el color choque, de hecho es parte de su atractivo (junto con el nombre)…sí que es una de esas cosas que o te atraen o te repelen. Pero prúebalo, ya verás…sobre todo ese “icing”….mmm..jarrrr, que me pongo malo. Por cierto….VAYA CAFÉ-CON-LECHE-Y-BOLLO-MANTEQUILLA en el Don Manuel!!!
    Bea, sí, sí, me encaaaaaaaaaantan. No los tomo mucho (tampoco solía ir mucho por el Oeste), son tan bonitos, tan tentadores. Y ya ves que te sigo (aunque muchas veces no comente).
    Sonia, el glaseado es de probar, en serio, con su queso crema, “la folie!”.
    Mundu, jeje, para la gente del Este la City no es el Este…bueno, casi la frontera, de hecho es EC ;) Pero veo lo que dices. Realmente el Este tiene sitios flipantes, por ejemplo los pubs del Este son alucinantes. El Oeste también los tendrá, pero por mi experiencia más contados. Luego también pasa que uno de los centros que tiene Londres (el comercial), está en el Oeste, y está destrozado por el turismo, así que el Este a mí me parece como “más natural”. Ah, la hummingbird bakery es muy recomendable, un cupcake de su red velvet te puede alegrar una fría mañana (eso sí, evita fines de semana!).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *