Rasmalai de Ambala

Hace ya tiempo hablé de este delicioso dulce indio, uno de mis preferidos. Entonces mostré el que te sirven en mi curry favorito en Londres. Pues he vuelto a uno de los sitios donde sabes que siempre te espera una cajita deliciosa, Ambala, y lo mejor es que te la puedes llevar a donde tú quieras. Así, tomar rasmalai en Barcelona se convierte en algo secreto, furtivo, archiexquisito, y el placer se increnta más aún porque sabes que, cuando se acabe la última cucharada de cremita, el próximo rasmalai está a miles de kilómetros, a meses de distancia.

Rasmalai de la pastelería Ambala

El rasmalai son unas pelotitas, como el popular rasgulla, remojadas en una crema de leche reducida con pistacho y azafrán (o agua de rosas).

Rasmalai de la pastelería Ambala

El rasmalai de Ambala es muy cremoso, y las pelotitas siempre se acaban antes de que te des cuenta. Esta es una de las cosas por las que merece la pena invertir en una bolsa térmica y unos buenos tuppers para cuando viajas por ahí.

*Este es un dulce indio de la familia de los húmedos, para ver algunos dulces indios secos, mira aquí.

**Estamos de suerte, acabo de mirar en la web de Ambala, y he visto que han bajado sus tarifas de entrega en España, ahora “sólo” te cobran 30 euros.

Esta entrada fue publicada en Dulce. Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

3 respuestas a “Rasmalai de Ambala”

  1. Bea dice:

    A ver, a ver, pero esas pelotitas ya vienen en la leche……y cómo se comen, frías, calientes o del tiempo…. tengo que mirar en el supermercado hindú, a ver si tienen algunas de las delicias de las que hablas…. ýa que no estoy muy al día con estos sabores…Ya te diré cosas. Bea

  2. Ibán dice:

    Bea, las pelotitas se hacen con requesón y algo de semola. Luego se cuecen en sirope y se recuecen en leche reducida con cardamomo, azafrán, etc (como nuestra leche para arroz con leche). Pero las tomas frías, son deliciosas. Creo que es una versión “a la hindú” del arroz con leche….por así decirlo. Yo nunca las he visto en tiendas indias en España. Estas me las traje de Londres en mi super-brand-new-John-Lewis-cold-bag Que es una cosa que todo viajero gastronómico debería tener. He dicho ;)
    La confitería india es de lo mejorcito, te animo a que te adentres en ella. Eso sí, tiene que ser fresca. Por ejemplo hay algo que es fácil de encontrar, ya sea preparado o para hacer en casa, Kulfi, un helado de pistacho cremoso. Mira a ver si encuentras unos paquetes para hacerlo en casa de la marca Laziza o Lafiza. Es delicioso.

  3. […] Lo más curioso del caso es que, tras un poco de tanteo, se ofrecieron a preparar rasmalai de encargo, ya que no lo tienen allí ni lo ofrecen en su carta. El resultado no va muy allá, pero es como una pequeña señal, un pequeño guiño de felicidad. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *