Harinas suecas

Harinas suecas

Estoy muy contento ya que me traje un buen botín de Suecia ayer, cuatro paquetes de harinas diversas (y un taco de levadura especial para masas dulces). Así que aguardo el momento en que me termine de comer todo el pan que traje, para empezar a hornear Suecia en mi cocina.

En la imagen las 4 harinas, todas orgánicas.
Dos tipos diferentes de harina de centeno local (una más gruesa, rågmjöl, y otra más fina, rågsikt) con las que espero acercarme a las delicias que he probado allí.

Harina Graham. No la conocía y resulta que tiene una bonita historia. El nombre le viene de uno de los pioneros de la alimentación saludable (principios del s. XIX) y es una harina integral en la que, a diferencia de en la normal, sus componentes han sido separados (el endosperma del grano se ha molido muy fino) y vueltos a juntar tras la molienda.

Harina Kamut. Otro descubrimiento. La leyenda dice que viene de unos granos de trigo encontrados en las pirámides. Esto es más que improbable, pero lo que sí parece cierto es que es un tipo de trigo local egipcio, con unas características especiales (más proteína y grasa que el trigo normal).

Esta entrada fue publicada en Pan. Ir al permalink.Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.

11 respuestas a “Harinas suecas”

  1. Prestoniana dice:

    Entre Cerise y su panificadora y tú… me están entrando unas ganas de probar a hacer pan… :)
    Lo que pasa es que parece que es una tarea ardua, laboriosa, ¿no? Hay que hacer muchas cosas y dedicarle mucho tiempo…o al menos eso parece.
    Eso sí, parece que compensa ;)

  2. Ibán dice:

    PrestoniANA…Yo animo a todo el mundo a que lo pruebe. No hay una satisfacción similar a la de comer pan hecho con tus propias manos, pan que merece ese nombre, “el alimento total”. Encima tú que estás en Inglaterra lo tienes más fácil, venga!!
    Aunque lleva tiempo y cariño, no es necesariamente laborioso, sobre todo si aprendes a imponerle al pan tu horario, y no al revés. Si dentro de poco es tu cumple, hazte el regalo de tu vida, vete al Waterstone´s o al WHS o así…y regálate “The Handmade Loaf” de Dan Lepard…creo que es el impulso que te falta para ser una panadera casera…y después de eso tu vida ya no será igual, te lo aseguro :)
    Y realmente para empezar no necesitas más que harina, agua y sal (bueno, y un horno, claro)…luego ya si quieres ponerte a hacer pruebas e investigar (que querrás)…

  3. Ana* dice:

    Doy fe, doy fe. Yo era una desgraciada hasta que aprendí a hacer pan. Ahora sigo siendo una desgraciada, pero al menos sé hacer pan :P (de verdad, Prestoniana, yo no soy nada buena cocinera y aprendí).

    Jo, cuántas harinas distintas hay por ahí. Cuánto mundo. Ya nos contarás qué sale de ahí.

  4. jordi dice:

    Hola Iban

    Muy interesante tu pagina, me encantan los alimentos e informaciones. De donde sacas tanta informacion? y como te aclaras con estos nombres y alimentos, la verdad hace poco estuve en estocolmo pero no conocia esta pasteleria, ojala lo hubiera sabido!!
    ya nos informaras de como ha salido el pan

  5. Ibán dice:

    Ana …ya he probado una…inenarrable!!!!! …mañana lo posteo!
    Jordi Me alegra que te guste, pasate por aqui y comenta cuanto quieras! A mi, la verdad, me encanta la comida, asi que le presto atencion, sin mas…otra gente se fija en otras cosas… Pero, realmente, ¿a quien no le gusta la comida??? :)

  6. ellaella dice:

    Voy a probar que me ha entrado el gusanillo. Dices que sólo hace falta harina, sal y agua? me parece que tengo de todo. Mañana os explico la experiencia.
    Un beso

  7. Ibán dice:

    ellaella…harina, agua….y un poco de paciencia y tiento!! :) antes de nada, informarse…si quieres hacer panes “levados” necesitarás levadura…pero eso no es problema, te la puedes fabricar tú sola…si no, siempre puedes hacer panes ácimos…como las cocas de Gemma en BCN Mon Amour (blogspot) :)

    No obstante, estoy pensando poner una aplicación social para animar a todo el mundo a panificar

  8. ellaella dice:

    Bueno, me quedó tan sumamente ácimo, que creo que lo voy a usar, más bien, como tope para la puerta cuando haya corriente. También sería muy buena arma arrojadiza: puedes descalabrar a alguien si se lo tiras a la cabeza.
    Ahora está ahí, encima del mármol de la cocina, como una vergüenza pública.
    Seguiremos intentándolo. No hay sitio para la desesperanza.
    Algún día que tengas tiempo, me explicas como puedo hacerme yo la levadura, por favor.
    Un beso

  9. Ibán dice:

    ellaella No desesperes… :) has empezado “a lo bestia”…asi que luego todo es mas facil y agradecido, ya lo verás. Pero hace falta un poco de planificación. En cuanto saque un minutin te mando un mail y te explico cosas panificativas….

  10. Pedro Luis dice:

    A mi me gusta todo el desarrollo que tienen los países del norte de Europa, y su delicadeza con el tratamiento de la alimentación. No obstante, en el sur de Europa existe también un sistema de alimentación milenario. Cconsidero que las harinas suecas son excelentes, pero las españolas también, en particular las que yo trabajo.

  11. Ibán dice:

    Hola Pedro Luis, espero que no te sintieras molesto :) He estado en tu pagina y tiene una pinta buenisima, lastima que me pilla un poco lejos, ademas de que esta mas enfocada a la panificacion industrial, no? Lamentablemente en España la panificacion casera esta un poco en pañales…asi que ir a paises donde es muy habitual es como una bendicion, por lo facil que es encontrar de todo.
    Aqui en el Reino Unido, tambien es facil encontrar gran variedad de harinas y materiales…pero estoy deseando volver a España para probar tipos de harina locales y otros sabores :)