14 kilómetros

Qué bueno es vivir otra vez en España.

Galleta chiquilín, muy cerca

Y no tener que pedalear 14 km hasta Garcia’s para comprar Chiquilín. Y otros 14 km de vuelta con la alforja llena.

Esta entrada fue publicada en Dulce. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

19 respuestas a “14 kilómetros”

  1. Noema dice:

    ¡Uy! ¡Qué mono me ha entrao! Hoy me voy a pedalear hasta el Garcías’s berlinés.

  2. Waneonwani dice:

    ¡Joe Ibán!

    ¡Los Km que haría yo por PODER comer unas chiquilin! ¡Los haría incluso andando!

    Desde que me fue diagnosticada la celiaquí lo que más echo de menos son las galletas, especialmente las chiquilin.

    Me parece que me voy a dedicar a la alquimia, ¡a ver si consigo crear la pastila milagrosa!

    Salu2.

  3. Milcolores dice:

    Mi galleta preferida, sin duda. Tienen un sabor muy especial ^_^
    Cuando, de pequeña, iba de camping con mis aitas esas galletas siempre iban con nosotros en el coche. La leche en la taza de latón (la mia era azúl), un buen taco de galletas chiquilin y a zandar todo el día!!!

  4. Lena dice:

    Esos 14 kms…suenan a paseo mágico…tiene su mística…
    Espencialmente si lo vez como el viaje hacia la infancia….lo que se hace por no perderla.

    ¿qué haría yo? ¿qué rescataría?…tal vez escriba sobre eso.

    ¿por qué haría yo 14 kms?

    Por un ceviche de erizos…por unas lapas….voy a pensarlo.

    La foto, como siempre, espectacular.

    Estuve por tu pueblo, muy cerca de tu casa. No fui al tio che y no me lo perdono.

  5. Lena dice:

    “especialmente si lo veS…” ay…la rapidez…

  6. con Ka dice:

    Me voy de este post pero ya. Ibán, esas fotos no se hacen, a menos que estés dispuesto a enviar ‘muestras’ a tus lectores exiliados.
    ;)

  7. Marona dice:

    La última vez que estuve en Londres yo ya vivía aquí en Salzburgo, y cuando entré en el Garcia’s fue otro momento kleenex-lagrimón como el de ayer con tu post.
    A ver cuando abren otro Garcia’s en Salzburgo, que el que había lo chaparon y siempre me toca hacer contrabando… :)
    Besos!

  8. Cómo te entiendo…yo pedalearía por unas “Príncipe”, o María Dorada… pero aquí no hay García’s.Sigh! Hace poco encontré unas Marías de Gullón (pero no doradas) en… la farmacia. Las farmacias canadienses son peculiares, merecen que les dedique un post. Los pocos españolitos residentes en Montréal parecen de acuerdo: echan de menos el Colacao (no es mi caso). Dicen que el Nesquick no sabe igual. Yo me sorprendí a mí misma pensando en las palmeras guarronas de chocolate, no las de pastelería, sino las de tienda de chuches, las que tienen cráteres y no tienen nata… snifff.¿Existen todavía?

  9. Sandra dice:

    Je je je. Yo tengo el recuerdo de las María Fontaneda, Prícipe (como no) y las Artiach de nata (estas no me gustaban nada). Las que como ahora son “Nuria” naturales 100%, buenísimas, siempre de dos en dos sumergiéndolas en la taza del desayuno hasta que quedan blanditas, si me apresuro a que lleguen a mi boca evito que acabe cayendo la mitad a la taza salpicándome, como disfruto.

  10. Sandra dice:

    Tengo que pensar, porqué cosa haría yo 14 Km… no valen personas.

  11. MunduJr dice:

    Pues yo vivía a 5 minutos andando, y no iba casi nunca. Teniendo las chocolate chip cookies del Sainsbury (¡¡¡que eran enorrrrrrrrrrmes!!!) ni me acordaba de la existencia de las Chiquilín. Ahora mataría por una… ¿cuál sería el equivalente británico de Garcia’s en Expaña?… ¿”Casa Smith”?

    Hace tiempo que no compro estas galletas (las Chiquilín). Habrá que dar una vuelta por el súper…

    P.D.- El finde estaré en Madrid, y la semana que viene por Sevilla. Se aceptan sugerencias, tú que conoces todo.

  12. Izaskun dice:

    No me tortureeeeeeeeees! Voy a tener que dejar de pasarme por aquí! :P

  13. iris dice:

    A veces no nos damos cuentas de estas añoranzas hasta que la distancia nos las arrebata. Para mí las Chiquilín son una manta cálida que me hace viajar en el tiempo hasta mi pasado de colegiala de EGB cuando soñaba que el anuncio de tú serás mi baby sólo tú mi baby baby de mi amor, me lo cantase el niño que me gustaba. Gracias a la casualidad ese niño ha crecido y ahora vive conmigo y me lo canta siempre que comemos Chiquilín.

    P.D. Siento este comentario tan pasteloso pero es que me enternezco con las Chiquilín…

  14. Ibán dice:

    Noema, gibt es so was in Berlin?? Bueno, será Garcien ;)
    Waneonwani, vaya, tocayo, lo siento (por la desconsideración), era más un recurso poético nostálgico. Imagino que a ti no te importaría hacerte toda una Quebranta para comerte un paquetito de esto. De veras que siento si ha sonado como un lamento desconsiderado… Yo creo que tiene que haber alternativas…creo que voy a empezar a investigar el tema…seguiremos informando.
    Milcolores, yo me debato entre la Maria Fontaneda y la Chiquilín…creo que la segunda es un elemento de lujo que me gusta sólo de cuando en cuando.
    Lena, qué bonitas estas cosas, qué poéticas. Por el tío Che no te preocupes, ahroa el tema es más berberechos-con-salsita, así que esperaremos al verano para inaugurar la temporada merengada.
    Ka, precisamente, como “retornado”, me alegra que estos post lleguen al corazoncito los “exiliados” :)
    Marona, lo de Garcia es espectacular. Yo durante casi 2 años no lo pisé, pero después, cuando apretó más la nostalgia, sí que era un viaje en el tiempo y el espacio, con su “SEMANA” y su jabón Magno, sus morcillas de arroz y sus galletas chiquilín.
    Feuillederable, pues digo yo que seguirán existiendo…tampoco estoy seguro..eso sí, al Colacao le han cambiado la fórmula, y no ahora, sino allá por el 2003 o así. Yo me di cuenta, me sorprende que el país no se levantara en armas….enfins…No obstante, te emplazo para un post especial el lunes o el martes ;)
    Sandra, las Nuria esas me las tengo vistas, pero no las he probado, son como las Maria pero en versión local, ¿no? :) Ah, sobre lo de mojar las galletas para que no se rompan leí una vez un libro muy interesante “How to dunk a doughnut”, que analizaba los procesos de la física en la comida del día a día….y existe una técnica especial para mojar la galleta “maximalizando sus potencialidades mecánicas” que diría un idiota.
    Mundu, a mí con las galletas británicas me pasó una cosa. Son tan “ricas” (en el sentido anglófono), tan abundantes y sabrosas, que yo sólo quería la sobriedad mesetaria de las Maria Fontaneda :) No sé si conoces Nice cup of tea and a sit down, es una web (y libro) donde tienen catas-análisis de todas las galletas, muy británico, seguro que te encanta.
    Pues Madrid lo tengo totalmente abandonado, no voy desde 2005 (creo) y las últimas 5 veces que lo visité fue exclusivamente por tema atlético…así que otra cosa no, pero las carreras te las puedo decir todas, la Melonera, la del CSIC, el Mapoma, la media de Getafe, la… ;)
    Izaskun, no te sulfures, mujer, hazte un tececito y quédate un rato…
    Iris, qué potito. Yo me acuerdo perfectamente de aquel anuncio…”yo, tú, chiquilín” :) Qué cosa…”Lo que ha unido Chiquilín, que no lo separe el hombre”

  15. P. dice:

    Ay Ibancito.. que bien te ha quedado la foto.. ya veo lo bien que te lo pasas en el país de los chiki chiki, digo, de las chiquilin.

    Yo simplemente espero que algún dia te decidas a hacer una visita a las ciudades que se conforman con los García SA, a 14km o más ;-).

    Besos,

    P.

  16. Bea dice:

    Pues yo era muy de Chiquilín,,, y mi madre erre, que erre con las María Fontaneda o las María Dorada que no me gustaban nada… durante unos años les perdí la pista, no se si fue que las dejaron de hacer, pero aunque no las compro (porque me las como)me sigue gustando comerlas de vez en cuando cuando encuentro un paquete pequeño… no de esos packs familiares que me revientan…Que pesados se han puesto con los packs grandes. Un beso. B

  17. MunduJr dice:

    Jajajajajaja. Ya me conocerás lo suficiente como para saber que no haré atletismo, precisamente, a no ser que alguien me persiga con una navaja.

    Hmmm… galletas… la web esa tiene buena pinta, habrá que investigar…

  18. Izaskun dice:

    Na, si estoy encantada…

  19. laura dice:

    Hola, mi novio era el niño de las galletas chiquilin, y resulta que estoy tratando de rescatar el anuncio, pero no lo encuentro por ninguna parte, ¿alguna idea?
    Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *