Cena turca

Una de las cosas que más añoro de Londres es…Turquía. Sus restaurantes, sus tiendas, sus pastelerías… En nuestro barrio los restaurantes turcos se dividían en tres tipos: los salones de pide y lahmacun (con su horno de leña); los sitios de guisos consistentes (y sus mantis caseros); y, por último, las parrillas turcas, ocakbasi. Sin discusión, el sitio que más añorábamos estaba en esta tercera categoría. Son unos restaurantes sencillos (cuanto más sencillos, más me gustan) con una gran barbacoa metálica y un “señor de las brasas” que domina el cotarro.

No me suele gustar mucho poner fotos de menús enteros de restaurantes, pero esta comida entra en la maravillosa categoría de lo memorable, la recordamos a menudo. Para mí esto es importante, a veces he estado en restaurantes con 3 estrellas Michelin y no recuerdo lo que comí; muchas veces solo queda un vago recuerdo de si el sitio o el menú me agradó o no. Mi comida favorita (sea un chupachups o algo complejo) es aquella que se recuerda y se añora. Así que, en una breve escapada, es el primer sitio al que nos apetecía volver.

El lahmacun (la primera foto) es de los panesplanostipopizza que más me gustan. Es más: he encontrado lahmacun excelentes con más facilidad que pizzas excelentes. El lahmacun no tiene queso (¡viva!), y los ricos son fresquísimos y están llenos del sabor del cordero y las verduras; la masa es finísima y aromática, se come con ensalada y un chorro de limón.

La segunda foto es un Ezmeli. Mientras se hace en las brasas el espetón de cordero sazonado cortado en dados, el cocinero coge unos tomates muy ligeramente asados (siguen siendo ácidos), los pela y los va picando con un gran cuchillo, junto con otras verduras y especias. Según va picando la mezcla, esta se convierte en un puré fresco y sabroso. Cuando la carne está lista, se sirve sobre la salsa de verduras, la grasa de la carne se funde con la salsa y es sencillamente delicioso. Creo que también le ponen un poquitín de mantequilla a la salsa, pero puede ser que me equivoque, en esos momentos de éxtasis se te nubla el entendimiento.

La tercera foto es un Beiti. Un espetón de carne de cordero picada, mezclada con bien de especias y a la brasa. Una vez que la carne está casi a punto, se enrolla dentro de una tortita delgada con perejil y se pone otra vez a la brasa. La grasa que emana de la carne va empapando las sucesivas capas la tortita enrollada, hay veces que casi se llega a hojaldrar. Para acabar, se corta el rollito en rodajas y se pone sobre una cama de yogur turco (ácido, más ligero que el griego).

La última foto son las ensaladas que te sacan porquesí, con lo que pidas. Sobre todo me gusta la requetebuena ensalada de cebolla asada aliñada con sirope de granada, turnib (zumo fermentado de nabo) y sumak. Con las ensaladas suele venir el pan; es un pan plano y tiene el pecado de que lo usan a modo de toalla para secar la carne según ésta se va cocinando en la brasa; así que, cuando el pan llega a la mesa, está caliente y empapado de todos los jugos y sabores de la carne…

19 numara bos cirrik
19 numara bos cirrik

Ir andando a este lugar y luego pasar a la pastelería que está puerta con puerta; después, volver a casa caminando lentamente, pringándote los dedos con la baklava fresca.

Paradójicamente, las cosas que más hecho de menos de Londres aparecieron claras en los pocos días que estuve de nuevo allí: el clima, andar en bicicleta y la comida (este post tiene “etiqueta Tioteorías”, I’m just saying).

Esta entrada fue publicada en Tíoteorías, ¿Vienes a cenar fuera?. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

11 respuestas a “Cena turca”

  1. manzana dice:

    Me ha encantado la descripción, ahora ya sé qué pediré la próxima vez que vaya al turco de mi barrio.
    Tengo una añoranza similar en un sitio de Japón (ahora que me venga a la cabeza), sitio super cutre, pero taaan cómodo, tan rico, gente tan amable… Una de las mejores comidas que he tomado.
    (por cierto, te veo volviéndote a Londres?? climas como el de allí, pocos…)
    ¿te he dicho alguna vez que para tu blog es super didáctico? ;)
    un beso!

  2. Noema dice:

    Veo que el viaje ha merecido la pena. Coincido contigo, el lahmacun tiene que estar fresco, con la masa recién salida del horno de leña. El pan de pide ya empapado en el jugo que va soltando la carne… éxtasis!
    PD: cachisssshhh, se me había olvidado que yo quería probar el turnib desde la última vez que lo vi en tu blog… ay, madre, si es que una no da abasto

  3. MunduJr dice:

    Vale, ya sé qué pedir la próxima vez… ¡pero no sé dónde! (¡quiero direcciones!).

    Chico, no sé lo que haces. Porque yo cada vez que encuentro un turco… es un kebab cutre. ¿Tienen problemas de visibilidad esos sitios? ¿o será que no me voy fijando en los turcos?

  4. Tal como lo explicas, da ganas de probarlo todo….

    Besos. Ana

  5. Cibercuoca dice:

    Qué delicia! me ha gustado todo, y para coronar baklava
    Besos

  6. Mar dice:

    Yo añoro Alemania por Turquía… Creo recordar que cerca de la Estación de Francia había una parrilla turca bastante auténtica ¿sería en la Plaza Duque de Medinaceli? Por desgracia, he olvidado su localización exacta. Tu post me ha dado para familiarizarme a través del link antiguo con tu doble teoría sobre queso y chocolate. Coincido plenamente, pese a mi amor por el queso.

  7. somaral dice:

    Me uno a la petición hecha más arriba… si nos puedes dar la dirección? es cierto que cuesta encontrar un restaurante en condiciones, si quieres nos das pistas.ja,ja.
    saludos

  8. Mònica dice:

    Yo me quedo con la segunda foto…que hambre…lo explicas tan bien que cobra vida.
    saludos

  9. Pepa Maca dice:

    Llego yo a casa tan tranquila y feliz después de cenar un simple kebab y un baklava en un sitio super sencillo que está cerca de casa, venga va me conecto un rato, seguidamente, a ver si ha actualizado Ibán…OH, MY GOD!! ¿¿Tenías que ponerlo hoy?? Qué festín, qué envidia insana :)

  10. Marona dice:

    A mí me pasa como a MunduJr, por aquí los únicos turcos que he visto son kebabs y mira que pregunto y pregunto y voy con los ojos como platos pero no hay manera…
    Lo que más me gustó de nuestra visita al restaurante turco en Berlín fueron unos panecillos super tiernos calentitos que nos pusieron para acompañar la bandeja de entrantes… pero yo soy muy mala para recordar nombres y no puedo recordar cómo se llamaban. Me arrepiento de no haber probado ninguna sopa. Una vez pedimos, miramos alrededor y vimos que todos los clientes tomaban una sopa… ¡Error de novato! (parece mentira)¡La próxima vez lo hago al revés: miro y después pido! :D
    Es cierto que las comidas que más recordamos no son necesariamente las más caras o las que tendrían que ser más “delicatessen”. A veces recuerdo cosas super simples a través de los años, como aquella leche frita de no-sé-dónde cerca de Cáceres… o los guisos de pescado con cilantro fresco en Lisboa, o los bocadillos de atún de mi abuela… o el arroz con leche aún caliente robado de la cazuela de mi madre ;)

  11. Ibán dice:

    ManzAna, ¿algún buen turco en Madrid?? rápido….dónde???
    Noema…en mis sueños…a veces…veo lahmacuns ;) Pues el Turnib lo hay normal y picante (tapa roja) así que ojííííto al parche.
    Mundu…concepto fundamental: un kebab no es un turco. Una vez salvado este escollo; en Londres hay muchos restaurantes turcos. En mi caso es fácil, ya qeu vivíamos al lado de uno de los “cogollos” turcos, en Dalston Kingsland/Stoke Newington. Así que allí hay numerosos sitios. Este de la foto es el “19 numara bos cirrik”, en 34 Stoke Newington road. En la misma calle está el número dos, y antes de irnos abrieron el número 3 al ladito de casa en Hackney, pero el número 1 es el mejor!!! Al lado de este hay muchos otros, está el famoso Mangal (donde comen todos los días Gilbert & George, est finde les volvimos a ver cenando allí, en su sitio de siempre, parte del decorado, es flipante), pero el Mangal no es para tanto, me gusta más el 19 numara bos chirrik es más “normal”, más “understated”, que dicen :) En frente de el 19 Numara está un salón de Lahmacun/Pide que también se llama Mangal, por 2 duros te dan un lahmacun de rechupete y un ayran. Y puerta con puerta con el 19 Numara está la pastelería Öz Antepliler…delirio de la baklava fresca (con un cafelito turco, el cielo). De hecho, esta zona tiene mucho que ver. Uno de los mercados más “alucinantes” (por decir algo) está aquí mismo, en Ridley Market…es como ir a África sin salir de casa (en todos los sentidos), algo que hay que experimentar. Sobre todo los puestos laterales de casquería y pescado…
    Recetasdemama, cibercuoca, Mònica, es que es una pena que la gente crea que el kebab es todo lo que hay…además, con los kebabs tan nefastos que hay por ahí. Estos platos son sabrosísimos, llenos de vida…mmmm
    Mar, ¿parrilla turca? ¿En Barcelona??? voy a informarme!! :) Ah, el “axioma del chocolate y el queso”…por desgracia creo que se cumple cual ley de Murphy (firmado: otro amante del queso).
    somaral, en el este de Londres, “19 numara bos cirrik”, en 34 Stoke Newington road
    Pepa Maca…se siente ;) Una razón más para ir a Londres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *