Vainas con mojo

Me encantan los mojos, mojes, mojetes y salsas de todo tipo; ya sea sobre patatas, pan, carne o verduras. En este caso, sobre unas vainitas.

Mojo de cilantro con vainas
Vainas con mojo

Este mojo llevaba cilantro en hoja, ajo, cominos, levístico, pimentón de la Vera agridulce, aceite, un poquito de limón y sal. Lo del levístico es una cosa fantástica, ya que es como echar tomillo, romero y comino perotodojunto.

Pena de carne de corderito; todo el mundo sabe que la carne de cordero con mojo no es cordero.

This entry was posted in Sin más, Verde. Bookmark the permalink. Trackbacks are closed, but you can post a comment.

7 responses to “Vainas con mojo”

  1. Noema says:

    ¡Qué curioso! Acabo de descubrir que he estado utilizando levístico durante todo este tiempo y no me había dado cuenta, aunque no las semillas sino las hojas de la planta. Siguiendo uno de tus enlaces a wikipedia he buscado el nombre alemán y ahí estaba: también conocida como “Maggikraut”. El año pasado mi suegra me dio un matojo enorme de esta hierba, me dijo que era Maggikraut, y que era con la que se hacían las pastillas. Aunque en la wiki leo que las pastillas de Maggi no llevan levístico, sólo que su aroma lo recuerda. El caso es que estuve echándola a todo lo que hacía. Al final, aburrida del matojo en la cocina, acabé hirviendo las hojas en agua hasta sacar un caldo muy concentrado e hice cubitos de hielo que he ido sacando para guisos, etc.
    Nunca te acostarás sin mirar en ¿Te quedas a cenar? ;-D

  2. Marona says:

    Ya está, ya me habéis picado entre los dos… ya me veo buscando la dichosa Maggikraut por los alrededores… jejejeje… que por cierto, veo que también se llama Liebstöckel. ¡a la caza me lanzo ahorita mismo! Besos.

  3. Ibán says:

    Noema, a mí me encanta el nombre inglés, “lovage” es precioso. Cuando leí lo de Maggi me hizo mucha gracia. Me alegra que siguieras el link. Aunque parezca lo contrario, no me gusta hacer posts largos, sino pequeñitos pero con pistas o links (es más, sin que se entere nadie, algunos posts tienen mensajes secretos…chsssst). Vamos, que no me gusta demasiado llenar los posts con mil características de las cosas, sino que quien tire del hilo lo vaya descubriendo…igual que me gusta tirar de los hilos de otros blogs, ¿a qué es curioso lo del maggikraut?? :) Yo estoy cultivando ahora mismo la planta, así que no sé cómo sabrá (sólo tengo las palabras de Nikki Duffy, bueno, ahora las tuyas!), porque las semillas muchas veces difieren en sabor de la planta…ya te contaré. (Qué buena idea lo de los cubitos, tú)
    Marona…mmm…yo creo que no hace falta que busques muy lejos ;) (hasta aquí puedo leer, jo, qué misterioso y críptico estoy hoy, tú).

  4. Anécdota con judías verdes (en mi pueblo antes las llamaban “habichuelos”):
    El año pasado me encargó mi madre que le comprara la simiente para plantarlas en la huerta de casa; salieron tropecientas matas hermosísimas peeeeeeero…era una variante que daba muy poco fruto y encima las vainas eran incomestibles, tan duras que parecían de papel de lija!!! Ahora ya no soy una persona de confianza en casa para comprar semillas…

  5. P. says:

    que no son vainas, que son judías verdes.. de toda la vida :-)))))))))))))

  6. Ch says:

    Eso, eso judías verdes (0:

  7. Las vainas o judías verdes o troncheras o habichuelos o bajocas reciben mil nombres de toda la vida porque es una leguminosa ubicua que aprecia la riqueza y variedad de las lenguas de los pueblos donde da sus frutos. No le gustan las etiquetas y mucho menos el tener un sólo nombre, porque disfruta de la sonoridad de la ch, la j o la v…

Leave a Reply