Sopita de garbanzos

Con su carne cocida y todo. Tengo todavía a mi lado el tazón vacío, caliente aún, y el trapo de la cocina, cogido con urgencia para no quemarme.

GarbanzosCarnecitaTrapo

Tal vez si como muchos potajes, cierro los ojos y aprieto muy fuerte los puños, venga rápido un invierno arcádico, lleno de frío, lluvia, nieve y lana.

Esta entrada fue publicada en Sin más. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

15 respuestas a “Sopita de garbanzos”

  1. el pingue dice:

    ¡Dios te oiga! Yo quiero un invierno de esos, una gloria, una chimenea y una cocina bilbaína, donde colocar mis cazuelas de barro…..

  2. Maite dice:

    jeje… pues aquí estamos hoy “nevados”… había parado un ratito pero vuelve otra vez… para celebrarlo tengo un Apfelkuchen con Streusel que huele ca clavo y canela que da gusto… y un té que estos días reconforta… y digo, que si te ha sobrado algún garbancín de esos… oye, que, casi que me quedo a cenar, vale?

  3. MaryLou dice:

    Yo me quedo! esa sopita no me la pierdo!!
    Un abrazo

  4. Ibán dice:

    pingue, este va a ser mi tercer, ejem, invierno en Barcelona. Cada vez se me hace más dura esta monotonía. Me pregunto quién compra los abrigos, gorros y guantes que hay en los escaparates de las tiendas… Necesito frío y oscuridad.
    Maite, me muero de cochina envidia :( Ainsss, calla, calla…tartas, pasteles, panes, cocinas calientes, té…ains… Por cierto, nunca te lo he dicho, pero me encanta la nota al pie de tu blog, nunca me canso de leerla, que simple y bella. Creo que tenemos la misma idea tú y yo :)
    MaryLou, pasa, pasa, hija. Siéntate que te pongo un tazoncito enseguida.
    Taconessintapas, ¡viva!!!!! Pero a ver si se decide a vivir cerca de aquí :(

  5. Alicia dice:

    Aysssssssss, que bonito el otoño-inviernoo con esas sopitas!Hummm, me apunto!!

  6. Núria dice:

    a ver si de una vez hace frio para poder comer estas sopitas bien calentitas….y es que con este tiempo (al menos aquí en catalunya) la verdad no apetece….

  7. Trotamundos dice:

    Pues yo ya estoy deseando que llegue el invierno y cargado de lluvias y días nublados, me encanta oir llover y si es con un cuenco entre las manos como este ya es el no va más, ummm cuanto apetece ya este tiempo.

  8. Reyes dice:

    Jo!! pues yo soy como las gallinas, necesito sol y dias largos, el otoño me pone triste y sin ganas de nada, este año los dias se van acortando, como siempre, pero por suerte la temperatura aguanta, ojala todo noviembre fuera asi!!
    Soy animal de verano, Leo. Que le vamos a hacer, necesito el sol y el calor para funcionar, eso si, yo, las sopas hasta en verano, que lo cortes no quita lo valiente.
    Un beso.

  9. María dice:

    Yo he estado el puente en Menoio, un pueblo de Álava, donde el invierno es invierno. ¡Y el otoño también es invierno! Y de allí me he venido con unas alubias pintas que van a parar a un buen puchero.
    Saludos

  10. Vir dice:

    Qué delicia! (Y eso que yo también soy animal de verano…)Leyendo tu post he recordado un párrafo de la escritora Joyce Carol Oates que leí en el blog de Arponauta Porque cuando despiertas en tu antigua cama de la infancia hay una dulce burbuja de atemporalidad en la que podrías tener catorce años, u ocho, o mejor cuatro. En ese lujo de pensar Todavía no ha ocurrido nada. Y tal vez no ocurra nunca.”. Es una sensación parecida la que tengo cuando vuelvo a tomar “sopita” de garbanzos (casi siempre en la casa materna), una sensación de que nada malo puede pasarme.

  11. Gaby Z. dice:

    Que delicia ha de ser esa sopita en un dia gris de frio! saludos

  12. Maite dice:

    Uhmmmm… no me tires de la lengua Ibán! Soy una soñadora sin remedio que no quiere remediarse. Sigo soñando con un planeta sin fronteras, sin alambradas y sin repratiaciones. Un mundo sin pateras y donde las puertas de las casas estén abiertas a los que llegan, para que se quiten el frio del viaje, se den una ducha, se zampen un buen plato de sopita y puedan seguir pa’ lante en busca de un futuro digno. Aún sueño con un “mundo mundial y super genial” que funcione como en casa, cuando eramos niños: los mayores cuidan de los pequeños y siempre hay que proteger al más débil … y él que no cumplía, se la cargaba. Esa eran nuestra mayor obligación. No hacer la cama o los deberes… en fin, se podía hacer la vista gorda, pero con eso… nunca!

    Y aunque soñadora, de ingenua, por desgracia, me queda poco. Asi que visto lo que da de si el mundo, mi ideal está aquí, en internet. Donde no importa si tienes sida, eres blanco, negro,o chino, gay, con pluma o sin, etero, con pluma o sin, judio, cristiano, musulsmán, feo o guapo, gordo, flaco, tuerto… Aki se tiene siempre la puerta abierta. Da igual cómo y lo qué seas, que solo va a contar si eres buena gente de alma limpia. ¿Qué tienes mal genio? ¿qué eres egoistilla? ¿qué te huelen los pies? Qué más da! Pasa, entra, coge, y si te sirvo de inspiración, si te hago reir, pensar o… mira, mejor: si te inspiro para tener una idea mega estupenda aún sin patentar y con esa patente te haces rico Pues ¡Yuju! porque me sentiré la persona más importante del mundo capaz de “mover” el destino…

    jajajajaja… Aquí te dejo esto amigo mio! Hay que tener mucho cuidadín conmigo que tengo un rollo inagotable! jajajajaja

    gracias Ibán por ser hoy mi inspiración!
    bssssss

  13. Florencia del Pinar dice:

    La vida sin estaciones te acaba por dar la sensación de que es menos vida, toda rutina, falta de las sensaciones que aporta cada época del año al día a día.

    ¿Nadie quiere unos rellenos en esa sopa?

  14. Juan dice:

    Hola,

    Tiene una pinta estupenda esta sopa. ¿es un resto del cocido?

    Te agradecría unas pequeñas pistas sobre su elaboración.

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *