Patatas con mantequilla y cerveza

Así. Con mantequilla y sal.

Patatas con mantequilla y cerveza

Mi cena favorita durante muchos años. Normalmente siempre hay un pedazo de queso por la mesa, para meter entre mitad y mitad de la patata caliente.

Esta entrada fue publicada en Sin más. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

9 respuestas a “Patatas con mantequilla y cerveza”

  1. aragon03 dice:

    Me encantan las patatas asadas,me encanta el queso,pero……… con aceite de oliva del Bajo Aragon quizas el……., o de Borjas Blancas

  2. somaral dice:

    Y a mí, y a mí. En mi viaje por USA no hacía más que pensar en la cena donde siempre como acompañamiento te daban a escoger entre diferentes preparaciones de patatas, yo cada día la misma, patatas asadas con mantequilla y sourcream… uhmmm!
    un saludo

  3. Maria C dice:

    Me gusta el plato, me gusta la elipsis fotografica del queso ausente/presente de esa raclette deconstruida, me gustan las patatas…. con y sin mantequilla.
    Y la tuya es holandesa y de camping….?alguna incursion gastronomica en la Costa Brava?

  4. bajoqueta dice:

    Para contestar tu pregunta y viendo estas patatas, yo contesto: “sí, me quedo a cenar”

  5. magui dice:

    me gusta tu blog es muy curioso..te invito a ver el mio…cocinamasfacil.blogspot.com

  6. magui dice:

    me gusta tu blog es muy curioso..te invito a ver el mio…cocinamasfacil.blogspot.com

  7. toñi dice:

    hola iban intento ver tu video de amasado de pan en youtube y me dice que es privado, que tengo que hacer para verlo? gracias por tu blog es genial

  8. Manuel dice:

    Una cena exquisita aunque podemos añadir a la patata unas virutas de cecina o un poco de salmon ahumado , no te parece?

    En las cosas sencillas esta la armonia del placer.

    un saludo

  9. Rodrigo dice:

    Fergus Henderson, del restaurante St. John, recomienda la siguiente preparación:

    – Vamos asando las patatas.
    – Ponemos unos dientes de ajo a fuego suave en grasa de oca.
    – Cuando los ajos estén hechos, los machacamos con un poco de la grasa y sal.
    – Vaciamos las patatas, deshacemos toscamente el interior, le añadimos la mezcla anterior y devolvemos al horno para que se doren un poco.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *