Pan de aguaturma

Me encanta la palabra aguaturma en sueco (bueno, en español no está nada mal): jordärskocka. Los suecos son unos cachondillos, y tienen varias sílabas tónicas por palabra, así que suena algo como yúÚúrdaasrscÓca.

Ahora que lo pienso, la palabra aguaturma realmente es muy chula en casi todos los idiomas: en inglés, entre otras, es Jerusalem artichoke (alcachofa de Jerusalem), y en francés topinambour (acepción que también se usa en español y que parece el nombre de un personaje de Tintín).

Bueno, pan de aguaturma.

BjJordartskocka

Una receta adaptada de Jan Hedh por Anders. Primero molí un poco de un trigo de sabor muy penetrante, el trigo de primavera de la isla de Öland (Ölands vår vete). Empleé el levain de uvas de Anders y después escaldé un poco de centeno. Aparte, preparé el mejunje de aguaturma frita en mantequilla, con sal y pimienta. Me encanta el sabor de la aguaturma, realmente recuerda a la alcachofa. La verdad es que todos los tubérculos y raíces de la granja tienen un sabor formidable.

BjOlandsVorVeteBjJordartskocka2

Solo en la panadería, me amigué con la amasadora. El horno es de 1956, y la amasadora no debe de ser más nueva. Es como el Seat 127 de mi madre: tiene 4 marchas que se engranan accionando un embrague. La palanca plateada de la derecha es el embrague, la palanca central (sobre la rueda que sube y baja la cubeta) es la palanca de cambio. Las marchas están situadas igual que en la caja de cambios de un coche, dispuestas en forma de hache: primera y segunda están cerca del cuerpo de la máquina, tercera y cuarta están tirando hacia fuera. Para cambiar tienes que embragar, meter marcha, y desembragar.

BjAmasadora

Ayer pasaba algo: leí 1100 g donde decía 110 g de harina integral, dejé el pan corto de fermentación, y (no contento con ello) lo horneé demasiado fuerte demasiado tiempo. No obstante, es difícil que con buenos ingredientes salga un pan incomestible.

BjPanJordartskocka

La receta original la había visto el año pasado en uno de los libros de Hedh, pero no me había llamado la atención; ahora se ha ganado toda mi admiración. A pesar de haber pasado por todas esas calamidades tiene un sabor y aroma fantástico: debe de ser un pan fabuloso.

Esta entrada fue publicada en Pan. Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

7 respuestas a “Pan de aguaturma”

  1. Mayte dice:

    Esa foto con el pan dentro del molde…es que enamora. El aroma ya ni lo llego a pensar …me da un ataque panero que para qué!

    Buena semana. :)

  2. jana dice:

    me encanta el sabor del topinambur. y pronunciado en sueco, aún mejor imagino. pero nunca lo he visto aquí, buh.

  3. juantxo dice:

    La ostia, como son las cosas.
    Ayer, ni se sabe la de tupinambos que pele para hacer una crema y un arroz con ellos. Según los estaba pelando, se me paso por el bolo en como quedaría de sabor un pan hecho con ellos, y mira tu por donde aquí sale uno, vaya tela!!!

    Besarkada bat

  4. Ju dice:

    que pan más hermoso! me alegra saber que hasta los “genios del pan” se equivocan… yo, que acabo de empezar mis experimentos panaderos, lo hago demasiadas veces.

    Por cierto, me encanta tu blog – es tu culpa que ahora mi cocina tenga restos de harina
    por todos los lados ;)

  5. N. dice:

    Es la primera vez en mi (no muy larga) existencia que oigo la palabra tupinambo (o cualquiera de sus versiones). Voy a tener que investigarlo! El pan, como siempre, tiene una pinta criminal.

  6. alicia dice:

    un pan todoterreno ;)

  7. piraeta dice:

    que bueno, pues ya tengo una buena manera de utilizar un bote de aguaturmas que tengo en la despensa desde hace ni se sabe. por cierto como las pones? trituradas después de fritas en la mantequilla o cortadas en trozos?.
    un saludo y ya pondré el resultado por el foro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *