Naranjas confitadas

Llegar a Madrid y conseguir naranjas confitadas para mis mujeres de Maeztu. Un lunes de puente. En octubre.

CasaMiraDerHimmelUberMadrid

Der cielo über Madrid, tan precioso como siempre.

* Con sorpresa descubro que Casa Mira tiene (o tuvo) un appointment to his royal majesty. Y uno que pensaba que estas cosas no pasaban en España. God save Casa Mira.

Esta entrada fue publicada en Sin más, ¿Vienes a cenar fuera?. Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

13 respuestas a “Naranjas confitadas”

  1. Vir dice:

    J’adore aussi le ciel de Madrid… ¿Tienes un harén en Maeztu? ¿Y qué van a hacer con esas naranjas? ¿Roscones?

  2. Mendruga dice:

    Madre! En Cuba comí una especie de piel de naranja o de limón confitado, según la casa en la que recayera, de morirse de gusto. Pedí la receta, pero nunca la hice. Dónde estará? Cómo sería?

  3. Ibán dice:

    Si yo te contara a ti lo que tengo en Maeztu… no me creerías B-) Efectiviguonder, roscones en noviembre. Cosas de la vida y la montaña alavesa. Por cierto, cada vez me gusta más Álava.

  4. Juantxo dice:

    Alava, la montaña alavesa, (Arraia) Maeztu, guapo muy guapo. Hace unos meses, pocos, que no voy, habrá que volver. Ademas, ahora, tiene que estar muy guapo, mucho.
    Date una vuelta por el parque natural de Izki, no te arrepentirás.

  5. Heidi Rodriguez Cru dice:

    Ibannnnnnnnnn!!!!!
    Hemos estado el sábado comprando ahí mismito, buñuelos y huesos de santo. Deliciosos

  6. Miriam dice:

    Es lo que tiene el altiplano… la luz, el cielo, las sombras agudas. Y de Casa Mira yo adoro las yemas de nuez, un auténtico pecao en el que caería con frecuencia si me quedara más cerca.

  7. Ibán dice:

    Juantxo, yo nunca había estado, y me ha encantado. Estoy yendo varios días a dar cursos allí; imagínate, pasar por el puerto de Azazeta, engullido por la niebla mientras amanece con los colores del otoño. No hay dinero que lo pague. Es una zona muy muy chula. Me apunto lo de Izki. Está un poco lejos, pero para una excursioncita de fin de semana otoñal tiene que molar :)
    Heidi, je, os voy pisando los talones!!
    Miriam, el cielo de Madrid siempre me ha encantado, esa luz que tiene, el hecho de que el horizonte sea infinito, sin montes. Y Casa Mira un flipe, qué gracia de sitio, tú, con appointment y todo!.

  8. Juantxo dice:

    Yo he estado mucho y las veces que volveré ;)
    Por si tienes que volver a Maeztu;
    De Apellaniz (3km. desde Maeztu) parte la “senda del cartero” que une las localidades de Apellaniz y Arluzea. Precioso recorrido y unas vistas del copón!!!
    Si te desplazas 11km. desde Maeztu tienes un pueblo llamado Durruma Kanpetzu o San Román de Campezo. De él comienza la subida a la Muela (1/2 h. justa), alucinante y las vistas impagables.
    A ti que te va la bici también tienes la “vía verde del vasco navarro”, pasa por Maeztu.
    Y muchas mas cosas. Como tu dices, todo muy chulo.

  9. An dice:

    Creo que jamas volvere a viajar, con los tiempos que corren se me hace imposible, pero si lo hiciese, anotaría estos microlugares, que me parecen dignos de visitar. AQui teniamos un proveedor de la armada britanica…Por algo nos llamán los ingleses. Apertas

  10. Hunter dice:

    ¿Que si pasan esas cosas por España? En granada tenemos Casa Ysla, también proveedora de la Real Casa, jejeje.

  11. Alegría dice:

    ¿Y los limones confitados? Cielos, son gloriosos… Cada vez que entro en estas fechas me invitan a catar cositas y todo. Me llevo limones para todo el año…

  12. alicia dice:

    que bonito papel!

  13. pher dice:

    mmmm. en cuanto llegamos a Madrid por estas fechas mi madre va como una “walking dead” a Casa Mira…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *