Manti e Ibrahim Tatlises

La comida,como cualquier otro viaje, siempre trae sorpresas.

El otro día hemos descubierto otro restaurante turco favorito en Londres, también en la zona Dalston/Stoke-Newington. Por aquí hay varios tipos de restaurantes turcos: están los ocakbasi, sitios con maravillosas barbacoas donde tomar carnes a la brasa; los salones de lahmacun y pide, a menudo con hornos de leña donde se hornean estos panes planos llenos de sabor; y luego están los restaurantes de “guisillos”, que ocuparían los puestos más altos en el indicador barranquesa (TM) de Andoni Munduate, o sea, caseros-caseros.

Habíamos pasado por este sitio varias veces y habíamos visto a las mujeres que diariamente elaboran laboriosamente los manti sobre una mesa camilla: primero estiran la masa hasta que ocupa toda la mesa; luego la cortan en rejilla con un cortapastas; rellenan cada trocito de pasta con un poco de relleno; y, finalmente, hacen paquetitos de pasta apretando con las puntas de los dedos para cerrarlos. Así que no pudimos resistirnos a probarlos. De hecho probamos muchas otras cosas, como kofte de trigo bulgur cocidas con relleno de carne, o estofado de berenjenas y cordero.

Los manti son pequeños saquitos de pasta (casera en este caso) rellenos de carne y que se sirven con yogur y un toque de picante.

Manti con yogur

Simplemente maravilloso, uno de esos platos que te hacen viajar sin salir del plato. Instantaneamente me acordé de los halusky cubiertos de queso fresco o crema agria que tomamos en Eslovaquia. Este plato se unió en la memoria de los sabores a esa legión de platos hogareños, suculentos e inmortales.

De hecho, este viaje gastronómico me trajo otro descubrimiento, la música de Ibrahim Tatlises, un cantante turco con una voz profunda y con resonancias flameco-mediterráneas. No obstante, me pregunto por qué siempre que un viaje me descubre cantantes…tienen que tener estas pintas:

Ibrahim Tatlises y Nelu Ploiesteanu

Sí, Tatlises parece que desciende de un jet privado con la camisa entreabierta… y de Nelu Ploiesteanu que voy a decir…

Esta entrada fue publicada en Tíoteorías, ¿Vienes a cenar fuera?. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

3 respuestas a “Manti e Ibrahim Tatlises”

  1. Marona dice:

    Jo, con la comida turca… ya visité la tiendecita. Me apropié de un bollo relleno de queso, que no llegó a casa vivo :) y una botellita de ayran, que aún está en la nevera… hoy lo pruebo! palabra! :)(es que se me olvida…)
    Hoy estuve en el mercado y no saqué el agua clara con lo de la pasta húngara… tendré que pasarme por Hungría para aclarar todo el asunto… ;)
    Besis!

  2. MunduJr dice:

    Ibán, querido: no cuela.

    Conste que estoy apuntando todas las direcciones que dices por aquí, porque da gusto esas cosas que cuentas de restaurantes turcos que no se conforman con servir kebap (!!!) pero me has hecho bajar un disco del Tatlises ese (el del tío bajando descamisado de un jet) que es una patata.

    Además, todo esto me trae desagradables recuerdos de los meses que pasé en un hostel por Belsize Park (una zona preciosa, todo sea dicho) compartiendo habitación con un Australiano cincuentón y borrachín (más tarde sustituido por un adolescente de Trinidad y Tobago con cierta tendencia violenta) y un turco llamado Özgür (qué manía con las diéresis…). Este último pasó a ocupar el number one absoluto de mi lista de personas más guarras del universo. No voy a entrar en detalles, por no haceros pasar un mal rato, pero os aseguro que sólo de ver el bigotillo este typical Turkish me sube la tensión.

    Por no hablar de que terminé de Atatürk (héroe nacional) y de un cantante pop famosísimo allí (de cuyo nombre me costó mucho olvidarme) hasta el moño.

  3. Ibán dice:

    Duro con la comida turca, Marona!! Si ves aceitunas “de desayuno” (frühstück Oliven, como suena) de la marca Durmaz…lánzate como loca!!

    Paciencia compañero Munduate, paciencia. Todas las cosas buenas se hacen esperar. Parece ser que este Tatlises es el tipico cantante prolífico…así que tiene docenas y docenas de discos…algunos molones, otros algo más…mmm…como decirlo, algo más…”melódicos” ;) … a ver si pillo algún nombre de CD o canción que sea lo que yo digo. El de la foto es Bulamadim, el último. Yo le he oído cantar cosas muy chulas, con una voz melismática de esas que recorren el mediterráneo de Tarifa a Nicosia. Me recuerda mucho a cosas que hace Miquel Gil en un disco llamado Orgànic, pillate ese también…y sobre la comida turca…mmm que te podría contar (yo, que nunca he estado en el país llamado Turquía, sí en varias de sus sucursales)…yo estoy simplemente enamorado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *