Lunchbox – Rasmalai

No es que comiera sólo rasmalai, sino que lo llevé para los muchachos de la oficina.

Lunchbox Rasmalai

Un rasmalai de circunstancias: primero el paneer me quedó muy sólido, así que tuve que corregir el agua y reamasarlo, al final no quedó tan esponjoso como me gusta; después me di cuenta de que había gastado toda la leche entera en las pelotitas, así que la salsa la tuve que hacer con semi, por más que la cocía y cocía aquello no mejoraba de textura, pero bueno. Fresquito en la ofi no estaba nada malo.

Esta entrada fue publicada en Dulce, Lunchbox. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

7 respuestas a “Lunchbox – Rasmalai”

  1. Maria C. dice:

    rasmalai, que palabra tan bonita
    y aun sin probarlo, por aqui no hay muchos hindues
    que suertudos tus compañeros de oficina

  2. eu dice:

    Ni idea de qué es ni de cómo se hace, esta muy ordenado, eso si

  3. Lola dice:

    ¿Te he dicho ya la envidia verde que me dan tus compañeros de oficina?
    Yo tampoco tengo ni idea de lo que es el rasmalai, pero ya estoy buscando la receta porque el tuyo tiene una pinta estupenda.

  4. Annabel dice:

    Se pueden presentar currículums en tu oficina??? XD

  5. Pepa Maca dice:

    qué rico! que queden demasiado prietos es un pequeño defecto de textura, pero mientras tengan todo el aroma mmmmm…. Ah, y también me uno a la envidia sana a tus compañeros de trabajo :)

  6. Verrito dice:

    oye si… todos queremos trabajar en tu oficina! que suerte tienen…

    Tampoco se que es, pero suena bien y se ve mejor. Un abrazo y buen finde…

    V*

  7. Ibán dice:

    Maria C, eu, Lola, pues nada, a hacerlo en casa: primero haces un requeson cortando leche en ebullición con zumo de limón; luego escurres el requesón y lo amasas unos minutos hasta que puedas hacer pelotitas como canicas gordas y que no se desmenucen; cueces las canicas gordas unos 7-8 minutos en almibar en la olla a presión; vas reduciendo leche con azúcar, cardamomo y azafrán; una vez cocidas las pelotitas (se habrán hinchado) acabas por cocer las pelotitas en la crema de leche y especias; dejas que se enfríe…y a disfrutar!
    Annabel, puedes intentarlo ;) Aunque no sé yo si lo vuestro tendría mucha cabida…
    PepaMaca, con un poco de práctica le coges el punto a las pelotitas, y las haces esponjosas, para que chupen la crema de cardamomo y azafrán.
    Verrito, la receta la encuentras en video en Manjula’s Kitchen :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *