La tortilla de patatas de Laura

Después de un maravilloso baño dominical en el Cantábrico.

TortillaLaura

En casa no hacemos mucha tortilla de patatas, tal vez porque en mi casa nunca se ha hecho demasiada tortilla de patatas (y yo hago una tortilla bastante mala). Recuerdo las de mi abuela: individuales, pequeñísimas, doradas y sin cebolla.

El caso es que, con lo rica que es, no la como a menudo. Además, Barcelona no me ha parecido tierra de tortilla, con lo que casi siempre que vamos a Torrelavega, Laura nos obsequia, sin esfuerzo aparente, con una de sus fantásticas tortillas. Ésta, comida aún con sal marina en el pelo.

Esta entrada fue publicada en Sin más. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

10 respuestas a “La tortilla de patatas de Laura”

  1. Vir dice:

    Pufff! Qué placer. En mi memoria, pocas cosas hay tan veraniegas como un tupper con tortilla de patata y unos pimientos de Gernika fritos encima, todo eso comido bajo la sombrilla nada más salir del agua. Siempre caía un poco de arena pero daba igual…

  2. MunduJr dice:

    Mi madre dice que es su comida favorita, porque le recuerdan a su niñez. Tenían patatas y gallinas de casa, así que solían comer bastante. Yo creo que es una de esas comidas que antes eran “de toda la vida” y ahora se han vuelto exóticas. Como las alubias de Tolosa, la menestra de verduras, …

    A mi también me encanta. Debe ser genético. :)

  3. Noema dice:

    Querrás decir con salitre en el pelo ¿no? ¡Qué fisno, :P!
    Jo…r… qué tortilla, y qué envidia cochina me estás dando con ese baño!!!
    En un par de semanas te alcanzo.

  4. Pepa Maca dice:

    ¿Tu comida favorita? Y lo primero que me viene a la cabeza es la tortilla de patatas, unos segundos más tarde ya recuerdo el gazpachito :)

  5. Juantxo dice:

    Igual hasta nos hemos cruzado, Cabuerniga también estaba elegante como esa playa. La tortilla de Laura, hombre… no voy a decir que inmejorable pero, ahí le anda.
    Musuak

  6. Sandra dice:

    Es un completo lujo y tan barato ! patatas, cebollita, aceite de oliva y huevos. Una buena tortilla es brutal !
    Reconozco que da cierta pereza ponerse por cómo se queda la cocina(no tengo freidora), pero lo que sea antes de comprarlas ya hechas !
    Es muy curioso ver cómo hacen la tortilla “española” en el extranjero, un amigo de Nueva Zelanda me dijo que allí le ponen zanahoria, ya me ves convenciéndole de que no, que cebolla como mucho, que luego a veces sí que puedes añadir o choricito, o calabacín, o pimiento rojo, pero ya eso es muy opcional y personal. Pero zanahoria ??? No !!! XD
    A mi me gusta crudita por dentro, bien jugosa.

  7. Núria dice:

    …recuerdo un bar de pueblo que nos hacia la tortilla de patatas con cebolla y un poquito de ajo tierno….cruidita por dentro y estaba de muerte…

  8. Margarita dice:

    Hola Ibán. Te cuento…. Mi suegro era médico y estaba casado en segundas con una señora española que vino aquí siendo jovencita. El era todo un gourmet. Viajaba por su profesión e iba mucho a España. Cuando volvía te contaba de los restaurants donde había estado y lo que habían comido!!! Tenía aquí un vecino de puerta que era español. Un señor que había tenido restaurants en España y que le hacía tortillas de regalo. Una vez nos dijo “Tienen que venir cuando me manden la próxima tortilla porque quiero que la prueben” Qué manjar!! Inolvidable. Jugosita por dentro y con ese saborcito… qué le pondría ese señor? Y qué pinta la de Laura!!

  9. Marona dice:

    Creo que los mejores almuerzos son los que uno se come con sal en el pelo, después de un bañito… ains…

  10. Miriam dice:

    No voy a decir que cualquier cosa sabe rica después de un baño en el mar, pero casi, sin desmerecer en absoluto de la tortilla, que tiene una pinta inmejorable. Ay, la tortilla de patatas… sin duda uno de los tesoros gastronómicos del mundo mundial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *