Galleta María con mantequilla

Con mucha mantequilla.

MariaMantequilla

Creo recordar que, en mi niñez, la dosis en una familia decente eran cinco de estas dobles; se untaban cuidadosamente y se ponían en un montoncito al lado del vaso de Colacao.

Esta entrada fue publicada en Sin más. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

39 respuestas a “Galleta María con mantequilla”

  1. Gusete dice:

    Toooooooma. Pintaza, si, pero por una vez te diré que me gustan más con una capa de medio centímetro de mermelada de melocotón de hero. Mojadas en un espumoso colacao, igualico quel tuyo

  2. Anastàsia dice:

    mmmmmm!!!! Que tiempos…

  3. Ana dice:

    En mi casa, mis hijos meriendan a menudo lo mismo, pero soy yo la que unto la mantequilla, porque su criterio es exagerado….

  4. epa! dice:

    Mare mía, qué recuerdos, casi puedo saborearlo sólo con ver la foto!
    (Me iba a poner así “en plan sanote” y decir que qué gochada, pero no nos engañemos, esto es mejor que cualquier bollo guarri de los que comen los niños hoy en día!)
    B*

  5. Núria dice:

    que bueno, hace años que no como, pero tambien lo hacia y a veces con mantequilla y nocilla….mmmmm

  6. Sara dice:

    Casi pornográfico!

  7. idu dice:

    galleta+mantequilla+azucar+galleta….. asi eran los mios

  8. Vega dice:

    AAAAaaaaaa, ¡yo hacía lo mismoooooo!!!!

  9. Vega dice:

    Claro, como en nuestros tiempos no existía el colesterol… aaayyy, los tigretones y kilos de mantequilla que me he comido yo más feliz que una perdiz… snif!

  10. Ajonjoli dice:

    uf, la de momentos colacao con galletas bien rellenas de mantequilla que ha tenido mi vida. Lo mejor de todo es que todavía (sobre todo cuando vivía en holanda y tenía ataques de morriña) si estoy depre me tomo un colacao con galletas y es mano de santo.
    ¿Y lo de ponerles una capa de al menos 1 cm de nocilla, y meterlas en el congelador? ¿o nadie más hacía eso? ¿soy la más pervertidilla del lugar?

  11. eva dice:

    y no sólo de mantequilla, las rellenas de nocilla tampoco podía faltar…
    Ajonjolí estoy contigo!

  12. Maria dice:

    Mmmmmmmmm riquísimaaaaaaaas!!!! Y con Colacao calentito… nada de Nesquik!
    (ahora te dirían que eso provoca obesidad y colesterol y no sé cuantas cosas más).
    Por favor, qué hambre!!

    Las de nocilla también las hacía yo, pero sin congelador. Habrá que probarlo!

  13. Pilar dice:

    Que de tiempo que no veia una cosa igual! Yo las hacía igual pero con rallado por encima la mantequilla. Estaban de vicio.

  14. Privalia dice:

    Galleta maría+mantequilla+colacao dentro. Nada que envidiar a las Príncipe. ¡Una auténtica delicia!Aprovecho para invitaros a nuestro blog. Estamos pensando en hacer un post sobre comida rápida para los que vamos todo el día corriendo de un lado a otro. Si alguien se anima a dar ideas. Estaremos encantados. Sólo tenéis que loguearos. un besote!

  15. butonsa dice:

    Se me ponen los pelos como escarpias. Pero la verdad es que vuelvo a ello de vez en cuando, ya hace tiempo que no (un año o así). Ahora con esto de comer sano y rebajar kilitos como que no, pero la baba se me ha caido como a todos,jajaja. Antes no había colesterol porque aunque nos comieramos una vaca luego saliamos a jugar a las calles y quemabamos la vaca y el toro, pero ahora los niños no corren, no saltan; el motivo es simplemente ese. Saludos y voy a limpiarme las babas que ya caen sobre el teclado….

  16. angie dice:

    Mi hermano era un forofo. Les añadía un quintal de azúcar!

  17. JOSE LUIS dice:

    En canarias se vende una mantequilla holandesa que se llama “el castillo”, no se si en la peninsula también, antes no, viene en lata y es ESPECTACULARRRRRRRRR.
    MEJOR QUE LA DE SORIA¡

  18. carmen dice:

    parece que hemos merendado las mismas cosas ,esto era todo un festin ,que recuerdos !

  19. Florencia del Pinar dice:

    Jajajajajajaaaaaaaaa, mira que no se habrá pillado mi hermano pequeño colicos después de comerse torres de galletas Maria untadas en mantequilla y con azúcar, mientras andaba tumbado panza abajo viendo la tele, después del cole y antes de los deberes, (también le pegaba fuerte a la nocilla)… ¡Qué tiempos! Ahora está el pobre en New Zeland, ingeniero&arquitecto, trabajando 12 horas diarias, casado con una vegetariana estricta. ¡Me da una pena!

  20. axeridantza dice:

    Ummmmm! Nosotros en casa solemos hacerlo, y ahora que empieza el frio me parece que nos vamos a poner las botas. Jejeje. Felicidades por tu blog. Me encanta. Aber si puedo ir al curso que vas a dar en Bizkaia, que es lo que mas cerca me queda. Me encantaria. Zorionak

  21. Lolah dice:

    Y las goticas de grasa que se quedaban en la leche después de mojarlas! Qué cosa más deliciosa…y pensar que si me como ahora una de esas me estaría remordiendo la conciencia un mes.

  22. fargopatt dice:

    jajaaj otra que también se las comía así… y los bocatas de tulipán con azúcar..ñam ñam.. ainss..qué hambre!!!

    besotes

  23. Juantxo dice:

    Acabamos de llegar de la Garrotxa (Amaia y yo) y nada mas ver el post, comentario de Amaia. Joder, que bueno!! Esta completamente de acuerdo con tu comentario. Yo la verdad, en lo de las galletas si, en lo del cola cao pues… no tanto. Uno es mas de caféconleche con sopas y para merendar, bocadillo de natas de lecheleche con azúcar. A ti no te toco de eso?. Animaros la gente de Euskadi y alrededores al curso de Busturia, os aseguro que estará de traka. Portzierto, muy guapa la nueva casa.
    Musutxuak.

  24. Alicia dice:

    Ahhh, yo las comida de niña!!Me encantan con leche caliente!!

  25. Alba dice:

    dios, que guarrerida! yo nunca las había comido con mantequilla, pero con nocilla si, el día que mi madre estaba malcriadora (que eran pocos). ahora yo me las como con nutella, dos a lo máximo que si no las lorzaaaaaaaaaaaaaasssss… Y recuerdo que mi tía, cuando nos quedábamos en su casa, nos las hacía con leche condensada cocida (que quedaba como un dulce de leche), y estaban de muerte.

  26. clemenvilla dice:

    La foto preciosa, pero te ha faltado poner la torre con las cinco galletas dobles untadas de mantequilla. Ya hubiera sido demasié, pero quizás una provocación para estos tiempos que corren en los que cualquier cosa que nos metemos en la boca previamente pensamos en las calorías, grasas saturadas-poliinsaturadas-monoinsaturadas, etc. Uissssss qué desastre!!!

  27. Mikel dice:

    La mejor comida de todos los tiempos, sin ninguna duda. Un millón de gracias por el flashback :-)

  28. Yoli dice:

    Agradezco a mi hija que me ha mandado este enlace. Que ricas!!! Y lo caras que son aqui en NY….
    Pero de vez en cuando me gusta recordar los buenos tiempos y las compro para comerlas como alguno ya ha comentado….galleta, mantequilla de verdad y MUCHO azucar!!! Todo ese rollo de “Light” “Diet” “Sucedaneo” no va conmigo

  29. Dr.Mando dice:

    Recuerdo que había dos formas de poner azucar sobre la mantequilla. Una “legal”, que podías hacer delate de tu madre, espolvoreándola con los dedos y la otra terminantemente prohibida volcando la galleta repleta de mantequilla sobre el azucarero. Evidentemente, esta, mucho más saborosa que la anterior y en mi caso la más practicada. Supongo que mi madre se haría la sueca más de una vez.

  30. maría José dice:

    Ya vés, Ibán, la galleta María con mantequilla nos evoca nuestra infancia, igualico que la magdalena de Marcel Proust! Has dado en el clavo!

  31. Claudia dice:

    Ja,ja,ja, eso es mantequilla con galleta María. Uhmmm se vé muy rico !!!

    Saludos,

  32. La Pequeña Angela dice:

    Me ha recordado mucho mi niñez. ¡Muchas Gracias!

  33. crismas dice:

    Que requetebuenas!!!! en casa todavía las comemos a las niñas les encantan, mi marido de pequeño las comía con leche condensada, ya ni te cuento jejejeje….
    Besos

  34. Nieves dice:

    Sí, en una familia decente la media es de cinco por ración, pero cuando estás en un piso de estudiantes con tus colegas…. te puedo asegurar que caían “cienes y cienes” de estos sadwiches……. juventud, divino tesoro!!

  35. laura dice:

    Añadido, la mantequilla tenía que estar fría, para poder cortarla en “bloque” y colocarla entre las dos galletas, y al “mojar” se producía una mezcla por segundos de sensación templado/frío… cielos, qué bueno estaba. Y qué sanos estábamos. Creo que ahora no me atrevería ni en broma a hacer una locura gastronómica semejante. ¿Por que ahora está todo prohibido? Qué aburrimiento.

  36. Margarita Epifanio dice:

    MUY RICA, PERO TIENE QUE TENER MILES DE CALORÍAS Y PARA DEL COLESTEROL NI HABLAR…

  37. Remi dice:

    Comparto todos vuestros gustos y modos de comerlas. Con margarina, con mantequilla, fria, del tiempo. Mojandola en cafe con leche, en colacao (nada de Nesquik que es mas sano el colacao, mirad la etiqueta). Con azucar (mojandola en el azucarero, jeje), sin ella… Pero siempre, siempre, con una capa generosa de relleno.
    No hay nada mas rico, ni bollos, ni productos elaborados. Desayunar o merendar esa delicia y luego bajar a la calle a jugar!!! Que infancia mas bonita!
    Por cierto, puede que mi cuerpo no lo necesite, pero aún las desayuno algunos dias, jeje.

  38. Gema dice:

    Yo todavia las sigo desayunando,,,,estoy enganchadisima…..

  39. Chloe dice:

    Cuándo he visto las galletas Fontaneda, me han entrado ganas de vomitar, ninguno de vosotros si teneis más de 18 años habeis comido en vuestra infancia ese engendro que se vende ahora bajo la marca de Fontaneda, en vuestra niñez habreis comido las auténticas galletas Fontaneda, elaboradas en Aguilar de Campóo, con la harina de los trigales Palentinos, el azucar hecho con la remolacha de la tierra, el agua del Pisuerga, la leche de Cantabria y el frío de Aguilar que es el que da sabor a las galletas.
    A parte de que las Fontaneda de ahora ya no tienen nada de aquello, me pondría de rodillas y suplicaría para que nadie comprase una sola galleta de esta marca.
    No soy aguilarense pero sí he parido a tres y a pesar de no haber trabajado ni yo ni nadie de mi familia en “La fábrica”, viví muy de cerca el daño tan horroroso que los nuevos dueños de Fontaneda hicieron a este pueblo en el que nacieron “las Fontaneda” en 1881.Ver a hombres hechos y derechos llorando porque les llevaban lo suyo, todo un pueblo luchando por “su fábrica” cómo ya lo hicieron en 1956 cuando un incendiose produjo en la fábrica, se hizo una cadena humana hasta el río y allí hombres, mujeres y niños se dedicaron a apagar el fuego, no podían consentir que les arrebatasen su seña de identidad.
    La amenaza de hace 15 años fue mucho peor, era una multinacional contra un pueblo castellano, y claro está, se salieron con la suya y se llevaron la fabricación y la marca de nuestras galletas a Viana y al pais Vasco, allí no se andaban con chiquitas.
    Si recordais las Marías de vuestra infancia, ponía Fontaneda, María, Aguilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *