Diario de un aprendiz de panadero: entre horas

La última vez que trabajé en turno de noche fue en 1998, en un buen hotel de Amsterdam; hacía la contabilidad nocturna junto a dos paquistaníes y un chino canadiense. Allí comíamos puntualmente a las dos de la madrugada; dado que Amir y Khuram eran musulmanes, yo tenía que probar su comida cuando era sospechosa de contener cerdo, a cambio me gané unas cuantas cintas de Nusrat Fateh Ali Khan. Aquí el horario de comida es más caótico, muchos días comemos en función del trabajo que tengamos, otros días es una cuestión más de pura hambre. No obstante, siempre es motivo de alegría; yo lo llamo los momentos “Dabai Nalibai”*. Creo que un día que comíamos sonaba esa cancioncilla; son esos momentos en los que estás a medio hacer una cosa, muerdes un bocado furtivo de algo rico, y no puedes evitar mover las caderas (y la barriga) al ritmo de la música mientras masticas y agitas la cabeza.

DAPHuevosFritos

A veces es algo rápido e improvisado como unos huevos fritos, con buen sourdough de la casa; Andy se sorprendió porque yo no quisiera ninguna salsa con ellos, tan sólo untarlos con pan. Otras veces el turno de día nos deja algo preparado, como una quiche. La quiche lorraine (y las otras tartas saladas cuajadas con huevo, como la de salmón y alcaparras de la foto) nunca me ha despertado mucho interés; pero desde que el otro día me quemé de lo lindo con una, ya no me hace ni pizca de gracia. Las ves tan tranquilas terminando de cocerse en el horno, lindas, llenas de sabrosos ingredientes; pero las carga el diablo.

DAPCOMQuichesDAPCOMTarteSalmon

Otros días, mis compañeros polacos me sorprenden con alguna especialidad. Sean unos nalesniki (unas tortitas hechas con nata), una sałatka (pronunicado “sauatka”, ensaladilla rusa), o un guisillo de pollo y pimiento que parece gustarles mucho; todos ellos platos sabrosísimos.

DAPCOMNalesnikiDAPCOMSalatkyDAPCOMPolloSalsa

Por lo que me contaron, la ensaladilla rusa es un plato navideño en Polonia (y en mi casa, que la hace mi tía Mari Pili); yo les dije que en España una ensaladilla y un túper junto al mar es la idea de verano de medio país.

Otros días aprovechamos algunas sobras; como el día que sobró un poco de masa de focaccia y la estiramos poniendo bien de ingredientes de todas las que hacemos; no contentos con ello, la rellenamos de beicon asado en el horno.

DAPCOMFocaccia

Yo les he hecho tortilla de patatas un día. Mis tortillas son bastante mediocres, usé patatas inglesas de puré y lidié con una sartén dificilla; aún así se comieron las dos que hice, e incluso dijeron que estaba rica: son muy majos. ¡Dabai Nalibai!

DAPTortilla

Qué gusto volver a la esencia de este blog por un día.

*Dabai nalibai significa algo como “sírveme”, alcohol, se entiende.

Esta entrada fue publicada en Diario de un aprendiz de panadero. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

15 respuestas a “Diario de un aprendiz de panadero: entre horas”

  1. sahara dice:

    Primero que nada dejame felicitarte por tu trabajo. Supe de ti por el twitter y decidi seguir tu trabajo y realmente estoy muy impresionada por tu trabajo.
    Continua asi.

    Nos vemos

  2. Núria dice:

    Tal y como nos lo cuentas debe ser una experiencia genial…al menos es lo que transmites…ya tengo ganas de tu próximo comentario…..y que decirte de las fotos…..fins aviat

  3. Angelina O dice:

    Pues esa tortilla de patatas no está nada mal, que estoy sin desayunar… ¿no lleva cebollita?

    Un fuerte abrazo

  4. el pingue dice:

    O sea. Que además de venir hecho todo un “bread-maker” vas a venir bien comido. ¡Eres mi héroe!

  5. Kialaya dice:

    Nuevamente, han tuiteado un post de tu blog y para acá que he venido…pero a ver si la próxima vez me acuerdo de no meterme a estas horas que me empieza a entrar un hambre de ver tantas cosas ricas!!! Yo también les hice a mis compis de residencia en Londres tortilla de patatas pero lo más graciosa fue cuando la chica árabe de Bahrain insistió en que le enseñara a prepararla para podérsela hacer a su futuro marido. Mira que es difícil fastidiar una tortilla que tiene sólo dos ingredientes. Pues no me preguntes cómo, pero su primera tortilla fue una de las cosas más raras y más alejadas que he probado de la tortilla de patatas con esos dos mismos ingredientes.

    Los nalesniki esos tienen una pinta increíble, que llevaban por dentro? Jo, a mi me gustaría que acompañaras las fotos de las recetas, tienen tan buena pinta que quisiera hacer la mitad de lo que pones.

  6. Andrés dice:

    Vaya cosas ricas, estarás toda la noche deseando que tu cabeza y en tu panza empiece a sonar la cancioncilla… Dabai Nalibai… tiri tiri…

    Saludos.

  7. Ivana dice:

    Que maravilla de experiencia!!!
    todo tiene una pinta increible!
    besitos

  8. Eduardo dice:

    Sigo tu blog desde tiempo atrás, disfrutando de tus fotos y cometarios. Pero quería decirte que lo mejor de todo es la pasión que trasmitess por lo que haces y el gusto por los placeres sencillos. Un abrazo. Ondo ibili.

  9. Gabriela dice:

    Que diario tan lindo, soy panadera y trabajo de noche te ando viendo cuando son las 3 am en Mexico, en un espacio pequeñito de 10 minutos que me da el pan al reposar, como envidio la experiencia qüe estas viviendo…gracias

  10. Noema dice:

    Jo, majo, ¡cómo te estás poniendo! (y nos estás poniendo). Va a ser raro el lector que no deje el trabajo que esté haciendo y se vaya a seguir tus pasos de aprendiz de panadero después de esto.
    Que por cierto, en Berlín la ensaladilla rusa es también plato de Nochebuena :-D

  11. liuia dice:

    Anda ya, no me creo que con esas exquisiteces que preparas las tortillas te salgan “mediocres” :P.

  12. Selena dice:

    hace tan sólo unos dias q te he “conocido” y desde entonces vengo a diario.. fue un acierto guardarte en favoritos… pq no se desde donde llegué, pero se que me quedaré mucho tiempo :)

    saludos!

  13. Reinhart Jr. dice:

    Sólo escribo para agradecerte tu esfuerzo, esas fotos de panes y masas son un aliciente para que yo intente mejorar
    mis panes y mis masas.
    Ahora mismo tengo subiendo una versión (sourdough, of course) de tu pan de maíz y trigo del 29 de Mayo, hecho con
    una farinha de milho portuguesa que tiene una pinta estupenda.
    Me lo voy a comer mañana con un plato de zorza con huevos fritos, y ya se puede acabar el mundo.

    Un abrazo,
    Reinhart Jr.

  14. Reinhart Jr. dice:

    Se me olvidaba comentar que la tortilla de patatas es como el pan casero:
    da igual como salga, ¡nunca sobra nada!

  15. garlutti dice:

    Me sigue apasionando el pan y todos sus derivados ..se como con cualquier cosa con aceite y tomate buenisimo …nunca sobran ni las miguitas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *