Cristina de la pastelería Mauri, Barcelona

Otro buen sitio que he descubierto en Barcelona, la pastelería Mauri, en la calle Provenza (realmente tienen 2 establecimientos, la pastelería-restaurante y un salón de té enfrente). Me gusta mucho la pastelería porque no sólo tienen dulces, sino que hay una gran variedad de pequeños sandwiches envueltos en fino papel, también suizos con rellenos salados y una buena selección de bollería y pastelería; todo muy fino. Me he tomado varias ensaimadas allí, hasta que un día descubrí su Cristina, suelen tener una banjea con varias en el mostrador.

Cristina de la pastelería Mauri
Cristina de la pastelería Mauri

La Cristina es un bollo abriochado de miga ligerísima y suave, está decorado con una mezcla azucarada que se tuesta al hornearlo, se parece algo al “pa cremat” que tienen en Valencia, aunque a mi lo que recuerda es a la Cristina de Bilbao, que es igual pero mucho más pequeña.

Creo que es su tamaño lo que hace que la miga parezca aún más suave de lo que es. Me encanta ir cortándola en grandes trozos con mis manos y llenarme de ese aroma a bollería fresca. El otro día fue la primera vez que una llegó entera a casa, para esta foto, así que la pude tomar en rebanadas tostada con mantequilla.

* Hoy se cierra el plazo del Primer Gran Concurso Dan Lepard, así que los que no hayáis mandado vuestro voto ¡todavía tenéis unas horas para hacerlo!.

Esta entrada fue publicada en Barcelona, Dulce. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

21 respuestas a “Cristina de la pastelería Mauri, Barcelona”

  1. QJones dice:

    No sólo por la fecha de la bolsa, sino también por el modelo de móvil, veo que esta foto fue sacada en algún momento del siglo pasado…
    Qué rico, sin embargo.

  2. Razorbuzz dice:

    Efectivamente, es otro de los rincones míticos de BCN, aunque un poco caro, todo hay que decirlo. Es el lugar preferido para el desayuno dominical de los yayos de BCN, aunque también me he topado con algún famosillo de la city. Mejorable el pinchito de tortilla de patata, pero por lo demás, magnífica pastelería… los croissants deliciosos.

  3. Marona dice:

    Mmmmh! Ahora me hace falta una Cristina de esas para acompañar mi café…
    Un beso!

  4. Gesla dice:

    Para ensaimadas (del mallorquín saïm), que no ‘ensiamades’ (de l’enciam català), la pastelería-forn de pa Mistral en Avda. Mistral entre Entença i Vilamarí. NO tiene sucursales. Además el propietario, gallego, tiene especial interés por hacer todo tipo de panes…..y va haciendo pruebas.

  5. iris dice:

    Ay, la pastelería Mauri… yo iba al colegio cerca de allí y algunas veces mi abuela o mi madre me llevaban allí a merendar, pero no siempre porque es una cafetería de alto copete.

    Por cierto, te he nominado al Premio Desafío…

  6. Helena dice:

    Certifico lo que dice Gesla respecto a las ensaimadas del Forn Mistral, están muy ricas. Yo las he comido en casa de unos tíos que las traen de Barcelona.
    Mmmm!

    Pero a tu Cristina también le daría un bocadito… no me extraña que ésta sea la primera superviviente del camino de la pastelería a casa.

  7. Ru dice:

    Qué nostalgia. Recuerdo cuando mi madre nos llevaba a merendar a ‘Can Mauri’, hará como un siglo o así, y siempre pedíamos varios de esos bocadillitos envueltos en papel. Se acababan en dos bocados y nunca había suficientes. Tengo que volver a ir!

    Ah, por si os interesa más información: http://www.pasteleriasmauri.com/

  8. Mònica dice:

    Qué grandes lugares estos de los que hablais…forman todos parte de mi infancia…aunque la Mauri eram la menos visitada por cuestiones obvias. Últimamente, cuando me entra la nostalgia, acudo al carrer comtal, a la Montserratina. Allí hacen unas cocas (de forner?) que están de muerte. Eso sí, acompañadas de una pastilla de chocolate amargo…

  9. Sara dice:

    Me sumo a la sugerencia del Forn Mistral… es algo espectacular, difícil pasar por delante y no entrar (el aroma es embriagador!).

    Mi abuela es una de las “yayasMauri”, todas las meriendas que monta en su casa, tienen algo de Mauri, y allí… conoció al Rey! Vamos, como asídua compradora de Hola! estaba de un emocionado…

  10. con Ka dice:

    Ay Ibán, creo que voy a dejar de leerte, porque me entra una nostalgia por Barcelona…

    En fin, por si a alguien le interesa, la pastelería Mauri aparece en uno de los programas de Karakia (canal 33), el de Austria, concretamente. Las dos señoras que se toman allí su chocolate a la taza son dignas del ‘Hola’, también ;)

    http://www.tv3.cat/pprogrames/karakia/krkSeccio.jsp?seccio=capitol&idint=129

  11. Vaya, ahora necesito ir a merendar algo así. Mmmmmmmmm, un café con leche y algún bollo sencillo con sus horitas de levado e historia tras de si…
    ¿Alguien conoce en Madrid alguna pastelería-cafetería de confianza? Aunque no sea frecuentada por el rey ;)
    Me voy a ensalivar a otra parte…

  12. Sara dice:

    Y por cierto… que nervios, que nervios, que nervios… mañana es el gran día!

  13. rosal dice:

    Esa Cristina se ve espectacular…. pero ahora mismito tengo un saborcito a rosco.buñuelo caserito y recién hecho que no lo cambio por nada…. si queréis aún quedan y me han salido… de muerte !!!.
    Toi niervosa …. quien será?.

  14. MunduJr dice:

    Al final no sé si te comenté que en diciembre también fuimos a Mauri, porque caía al lado de nuestro hotel. Compramos turrones y, la verdad, estaban muy buenos. Lo sorprendente es que durasen tanto. Igual mi prohibición expresa, bajo amenaza de publicación de trapos sucios, de que posibles gorrones se acercasen a menos de diez metros de ellos tuvo algo que ver…

    Sir ANTHONY WORLDGATE.

  15. tipuana dice:

    Ay las ensaimadas de la Mistral! Son LAS ensaimadas! La gente se viene de lejos para disfrutarlas. Yo, desde Girona. No sé qué le meteran en la masa, y el azucar…, buf, que azucar! No os las perdais!

  16. Ibán dice:

    Hola, gracias a todos por vuestros comentarios!! No me podía imaginar que un simple nombre suscitara tantos recuerdos y anécdotas. Gracias por la sugerencia de las ensaimadas (ya está apuntada!). La verdad es que a mi me pillaba casi puerta con puerta del trabajo anterior. Ahora como ya no estoy allí, pues mis visitas a Mauri serán menos (lo cual es BUENO para mi bolsillo! “i tant”). Son fantásticas estas cafeterías de “yayas”, como decís. En Bilbao, para otro post, tenemos las “degustaciones” o “degus” en dialecto bilbaíno…lugares míticos de café y bollos, otro día más al respecto.

  17. Annabel dice:

    El otro día fui a Mauri para tomar unas pastas y café, y me atendieron muy mal. El caso es que yo creía que me estaban cobrando de más, y el problema es que la camarera había marcado el precio de unas pastas que no correspondían a lo que yo había tomado, y que supuestamente coincidía que me salía más barato. A la hora de pagar, la cajera me acusó de no querer pagar y que estaba, encima, pagando de menos. Además chillándome a la cara. Dos cosas, primero, ¿cómo que no quería pagar? yo tan sólo estaba preguntado por qué el precio salía tan caro y ya está; y segundo, no tendría que haberme tratado de esa manera, ¿¿¿¿dónde están sus modales???? ¿¿¿Dónde está el trato al cliente???? ¿¿¿No podría haberme explicado que el fallo era que la camarera había marcado incorrectamente lo que había tomado y que tenía que pagar la diferencia DE UNA MANERA EDUCADA??? PUES NO, totalmente al contrario. Por favor, tanta pastelería de calidad….., pero ¿dónde está la educación?

  18. roman dice:

    Muy mala experiencia en este sitio. Comporatamiento despectivo y racista.
    Lo que comenzó como una pregunta mia sobre el elevado precio de una simple pasta de manzana derivó en un comportamiento despectivo y racista por parte del responsable de la tienda, que luego supe era el Sr.Mauri.
    Soy argentino afincado en Barcelona desde 1990. Tengo 35 años. Casado con una mujer catalana. Fuimos a merendar a Mauri el 3 de julio, sobre las 19 hs, pero al sorprendernos por el precio de un simple y pequeñisimo pastel de manzana (3,5 euros), el responsable de la tienda, muy ofendido y habiendo notado mi acento, me dice textualmente “si en tu país los precios no son libres vete a tu pais, aqui en mi pais los precios son libres”. Para finalizar y cuando pido que me sellen la denuncia, el Sr.Mauri dice “mi firma se conoce en toda Barcelona, el sello no sirve de nada”.
    Yo, en fin, esperaba una contestacion que hiciera referencia a que la mateia prima usada, y los procesos eran de la maxima calidad y por eso en Mauri un simple pastelito cuesta 4 veces lo que en el resto de sitios.
    Pero la respuesta tuvo un notorio caracter despectivo y racista, por lo que he cursado la respectiva denuncia en Consumo de la Generalitat.
    Da pena que en sitios con tanta solera de Barcelona ocurran hechos de este tipo. Y espero que la Vanguardia ayude a hacerlo publico para que la gente sepa donde entra a tomarse un cafe y una pasta. Yo por mi parte no iré nunca mas a esta cafeteria. Espero que solo sea que el Sr.Mauri haya tenido un mal dia y se de cuenta.

  19. Rafael dice:

    Sí, visto los comentarios aquí publicados sobre bajo nivel de servicio, racismo, orgullo injustificado, etc. me tengo que sumar a esto. Yo siempre iba a Mauri con mi abuela, cuando era niño y el sitio tenía nivel y profesionalidad y excelencia en calidad y servicio. Ahora ya no es así. Al igual que otros muchos lugares emblemáticos de Barcelona, sólo vivien del cuento. pagás de más y el servicio es deplorable (véase el caso del señor argentino y la arrogancia catalanista de Mauri, también el caso de la camarera incompetente y la cajera gamberra). A mi madre, hace unos diez años, le robaron el bolso en un descuido, estando sentada a merendar. Sentencia: NO VAYAN A MAURI. Es un timo y crean que lo siento, por lo que un día fue. (Ah, la página web sólo funciona en “catalá”, en español e inglés nada..)

  20. Joan dice:

    Bad service, the food is not good, not fresh and dry, and if you arrive late, you will not find any desert, only yogourt. In a Bakery-Restaurant (theoretically high level) in Rambla de Catalunya??????? Look for another place, really!

    Mal servicio, comida seca y mala, y si llegáis un poco tarde al menú os dirán que los postres se han acabado y que os ofrecen un yogourt. En una de las teóricas mejores pastelerías de Barcelona? Pocas ganas de cuidar al cliente. os recomiendo que busquéis otro sitio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *