Carne de cocido con tomate (La elipsis culinaria II)

Los garbanzos, el caldo turbio, el nabo, el apio, incluso los fideos, la col y una morcilla; todo parte de la elipsis culinaria. TONTO EL QUE LO LEA

La elipsis culinaria

Un plato del alma, especialmente si el tomate va pasado por el pasapurés.

Esta entrada fue publicada en Animal, Sin más. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

17 respuestas a “Carne de cocido con tomate (La elipsis culinaria II)”

  1. Milcolores dice:

    ¿Qué me dices de la carne de cocido encebollada? A mi me gusta con tomate, pero esta preparación, que en casa suele ser tarea de mi padre, me vuelve loca ; )

  2. con Ka dice:

    Yo tomaría la mitad de esa carne y haría unas croquetillas pa acompañar a la sopa. Hmmm…

  3. Audrey dice:

    Dios Mío… leyendo tu blog disfruto casi tanto como comiendo…

    Besos

  4. MunduJr dice:

    Creo que ya lo comenté otro día, pero me repetiré como el ajo: mi difunta abuela tenía un bar (cerró antes de nacer yo). No entendía cómo en los bares de hoy en día no suelen tener “nada”. “Chica, haz un buen caldo de cocido (¡pues!) y después ofreces el caldo, ofreces la carne con un poco de tomate… ¡ya tienes algo que ofrecer!”

    Hace tiempo que no encuentro estas cosas en los bares. El caldo sobrevive en algunos, pero no sé qué hacen con sus ingredientes “sólidos” (si es que existen, y no lo han hecho con “polvitos mágicos”). Pero en casa, este sigue siendo uno de mis manjares favoritos pero sin tomate, encebollada como dice Milcolores. Un buen zancarrón del caldo, rehogado con cebolla y pimiento verde… ¡¡¡ AAAAYYY QUEEEEE PLAAACEEEEEEEEEERRR SENTÍIIIAAAAAA YOOOOOOOOO !!! (…”cuando en la playa sacó el pañuelo y me me saludó”).

    Dios te manda saludos.

  5. Izaskun dice:

    Dios! Me encanta hacer eso con la carne que ha sobrado del cocido… Y por supuesto con tomate casero… como debe de ser…

  6. Marona dice:

    Pues por esta vez (y que no sirva de precedente ;)) estoy de acuerdo con con Ka :). Para mí, la carne del cocido en croquetitas… uish… ¡hace siglos que no las hago!
    Besos.

  7. Ibán dice:

    Milcolores, pues no la he tomado encebollada, pero ahora que lo dices tiene que estar de muete. En plan higadito encebollado, no? con su vino y toda su enjundia.
    Ka, Marona, ya veo ya…mi compañera dijo lo mismo, pero es que yo no soy tanto de croquetillas. Me encantan las croquetas, pero creo que las he hecho 1 vez en mi vida, no “pueblan” mi imaginario gastronómico.
    Audrey, gracias! :) Pues mira tú, encima es gratis y no engorda! Estoy por patentarlo……
    Mundu, qué razón tenía tu abuela. Y eso del caldo…a mí me tiene mosca, nunca lo tomo, huyo del “Salda dago” como de la peste, me inspira una total desconfianza…quierodecir. En un bar que nunca han dado caldo, que es una cafetería sin más ni más…que un día se pongan a dar caldo…hmmm, llámame receloso pero….¿y toda la carne/huesos que se usan?? eh?? eh??
    Izaskun, la verdad es que en casa los cocidos no suelen llevar demasiada carne, pero cuando sobra es delicioso! Otra versión es con pimientitos…mmmmm

  8. izaskun dice:

    mmm qué rico! es de mis platos favoritos, de las cosas que la amatxo solía hacer, separar los garbanzos, hacer la sopita y la carne con tomate y a veces pimiento rojo.. mmM!! qué delicia..
    besos!

  9. Maria dice:

    Pues ese plato no es para tanto!!
    Mi madre tb lo hace y q??? solo es tener los ingredientes y a cocinar!!!!
    Y aplaudis eso??? madre mia….q degeneracion de los pitufos a la adoracion de un ser q cocina…

  10. ¡¡Oh. Dios mío¡¡ qué cosa más rica…

    Besos. Ana

  11. con Ka dice:

    A Maria: ¡Hola! Por supuesto que parece una tontería relamerse con un plato que TODAS las madres cocinan, lo maravilloso es cocinarlo una/o misma/o y que salga igualito, incluso cuanto tu madre está a cientos/miles de kilómetros.
    Al menos en mi caso, no me maravillo por el plato en sí, sino por lo que es capaz de evocar…
    Un saludo :)

  12. Maria dice:

    A con Ka:¡Hola! Yo cocino yo misma y mas desde que vivo en la otra punta de Europa y la verdad que el unico placer que encuentro es cuando mis amigos me dicen que la cena o comida estaba riquisima y si tanto bombo y platillo.

    La comida no tiene que evocar nada sino quitar el hambre que es para el fin que se realiza. Hambre = Comida

    He visto platos mas maravillosos y sus creadores no han tenido la necesidad de alardear de ello, simplemente con un gracias se han dado por satisfechos. Es el fin que busca todo artista de la cocina, que la gente este a gusto y su creacion les guste.

    Un Saludo:):)

  13. Ibán dice:

    Maria, pitufita, varias cosas. Como bien dice Ka, no sé si has leído el título del post, (La elípsis culinaria), en el que hablo de la elipsis, una figura que uso como recurso estilístico, dando alguna pista ya desde el principio sobre de qué va el asunto: la evocación…las palabras, los recuerdos…algo que transciende lo meramente nutricional (como casi siempre en este blog)…siento que no lo entendieras. Creo que la última frase (donde dice “un alimento del alma”) podría haberte dado alguna pista. (Siento que tampoco entendieras eso, otro día me cuentas en qué parte del post se alardea de esta carne con tomate que, por cierto, estaba bien buena).

    Por otro lado, cualquier plato no es más que tener los ingredientes y cocinarlos, desde el más sencillo hasta el más complejo. Otro detalle que no sé si has observado es que en ningún punto del post dice “esta es la mejor carne con tomate del mundo“, o algo como “esta carne con tomate es mejor que la que hacen tanto María como su madre” (es más, ninguno de los comentarios que tanto parecen haberte molestado dice que la carne esté bien hecha, mejor ni peor que ninguna…varios comentarios dicen si les gusta o si no el plato, cómo les gusta cocinarlo, etc). Casi no quiero ni comentar dos cosas en las que parece que no has caído: el sutil hecho de que ni siquiera hay una receta que acompañe a este post, algo así como “ESTA es la receta para una gran carne con tomate”; por último, te invito a leer el apartado “de qué trata este blog”, en el que describo el propósito de este blog, puede resultarte esclarecedor.

    Respecto a tu segunda intervención, siento disentir profundamente contigo. Si la mera función de la comida fuera quitar el hambre, sencillamente no existiría la gastronomía, tan sólo la nutrición: esto tal vez sea lo que nos diferencia de la mayoría de los animales (no sé si será la diferencia que nos separa también a ti y a mí). Si, por desgracia, tan sólo comiéramos para quitar el hambre no habría restaurantes, no habría maravillosos libros ni películas sobre el acto social y humano que es comer….que no nutrirse, “COMER”. Y respecto a si la comida tiene o no que evocar; en este blog, parece que no lo has entendido, se habla de mucho más que de comida. Las cotidianas fotos de comida son una mera excusa para llegar a evocar, desde el mero sabor del plato (y su recuerdo, en tu caso has recordado el de tu madre, así que lo he conseguido) hasta otros mundos. Me jacto de compartir un mundo imaginario con mis lectores. Este mundo que se muestra en mi blog, que parte de lo culinario (desde un sencillo huevo frito hasta un pan que tarda 4 días en hacerse), me ha acercado a maravillosas personas con las que estoy seguro de compartir mucho más que “comida” con la que quitar el “hambre”. De hecho, te animo a que visites sus blogs y a que navegues por los archivos de este blog para comprobar lo que te cuento.
    Un saludo a la otra punta de Europa.

  14. Maria dice:

    Primero, de pitufina nada. Ahorrate eso que sobra.

    La comida es gastronomia y nutricion las dos cosas.La gastronomia no es nada sin la nutricion y vicerversa.
    Por tus palabras veo que cuando la gente no te alaba te enfadas, es normal, alguien que necesita un blog para conocer gente y poder ser admirado es normal.

    Como tu, hay millones de personas que incluso lo hace mejor y no necesitan poner fotos en un mundo virtual, porque esto e sun mundo virtual.

    Dejate de tanta palabreria rimbombante y vacia y ve a lo sencillo que es mas util. Dejate de evocaciones,recuerdos y demas palabreria vana y superficial.

    Como he dicho, la gastronomia tiene que nutrir nuestros cuerpos y no nuestras almas y a la vez que la nutricion tiene que servir de compemento a la agstronomia. ¿para que quiero comerme un bocadillo gastronomicamente perfecto, si no me nutre y no me quita el hambre?. Cocina para nutrir y nutrir para cocina o perdon, la gastronomia.

  15. Maria dice:

    P.D: deja la retorica para filosofos, poetas y abogados.
    Elipsis esta mal usado en tu titulo.

  16. Ibán dice:

    María, esta es la última vez que te respondo, no me interesa que mi blog se convierta en algo estéril. Tú has dicho tus ideas, yo las mías (es mi blog, faltaría más), ningunas son mejores que las otras. Tú puedes exponer las tuyas, nunca censuro los comentarios de los lectores.
    Te aclararé que no me molesto en enfadarme con comentarios en blogs, aprendí hace mucho que desahogarte en blogs/foros no sirve para nada (es algo que tal vez debieras aprender antes de escribir de manera maleducada en un blog donde nadie te conoce). Te aclararé también un par de puntos, por si necesitas la aclaración. En mi comentario no hago más que contestarte en tus términos: “pitufos” es lo que has llamado a los lectores/comentadores de este blog, así que imagino que no te importará que yo te lo llame (pura lógica, yo no llamo algo que no quiero que llamen, pitufita). Segundo, está claro que tenemos ideas diferentes de lo que es la gastronomía y los blogs (te animo a que abras uno, yo insultaré gustoso a tus lectores allí). Si te interesa consultar el diccionario de la Real Academia, verás que gastronomía es el “Arte de preparar una buena comida”, lo que no tiene nada que ver con la mera nutrición y sí con la expresión humana: los animales se alimentan, los humanos (si tenemos la suficiente suerte) podemos hacer gastronomía. Podríamos alimentarnos de los granos de cereal directamente de la planta; por suerte, hemos sido capaces de desarrollar el conjunto de saberes, técnicas y sensibilidades para moler el cereal, fermentarlo y cocerlo…y lo que es aún más (hay animales que cocinan rudimentariamente), podemos comunicarnos con otros de nuestra especie y evocar en nuestras mentes (sin el alimento en la boca) las sensaciones de este alimento y, por último (y aquí es donde viene lo bueno), podemos hacer que esta evocación llegue a lo profundo del ser, puede que esa evocación nos traiga sensaciones de otros momentos, de otros lugares, de otras personas, incluso de otras expresiones humanas, como la pintura, la música o la literatura (te repito que leas el título de este post). Los humanos podemos brindar, consacrando lo que comemos y bebemos a otras personas (esto no nutre, pero es gastronomía), y podemos escribir y leer maravillosos libros en los que la evocación culinaria no llena la tripa, sino el alma (te recomendaría varios, pero no sé si serviría de nada, total, es “palabrería”). Lo dicho, si no este gusta el blog, no tienes más que mirar otros que te gusten más. Por supuesto puedes seguir comentando, ya sea en este post o en otros, puedes hacerlo tranquilamente, simplemente espero que en el futuro no seas tan maleducada como en tu primera intervención. No me molestaré en responderte, ya he gastado (malgastado, me temo) suficiente tecla.
    Sin más, un saludo a la otra punta de Europa.

    PS: Una elipsis es la “Figura de construcción, que consiste en omitir en la oración una o más palabras, necesarias para la recta construcción gramatical, pero no para que resulte claro el sentido”. Siento que no entiendas la metáfora (y no voy a poner la definición del DRAE de lo que es una metáfora, te la buscas tú solita), sobre cómo los platos como la tostada de tuétano o la carne de cocido con tomate, son el “sentido que resulta claro” a pesar de haber “omitido en la oración” toda la sopa de cocido con sus complementos. Que todo hay que explicarlo. Lo dicho: busque, compare, y si encuentra algo mejor, cómprelo.

  17. Me ha encantado la pinta que tiene el plato porque parece delicioso, además el caldo tiene un color espectacular, voy a ver si aprendo a hacerla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *