Briocheando, briocheado

Del verbo briochear de toda la vida.

BriochingBrioched

Kilo de harina, docena de huevos, medio kilo de mantequilla. Sencillo. Bueno, y mediahoratrescuartos amasando.

Dos kilitos entre curso y curso el sábado. Pimpampún.

Esta entrada fue publicada en Fotomóvil, Pan. Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

12 respuestas a “Briocheando, briocheado”

  1. Alba dice:

    ¡lo puedo oler desde aquí mismito!
    petonets,
    Alba

  2. Colette dice:

    yo quiero!! tocar y oler esa masa, casi la siento desde aquí…bueno y si se tercia un trocito del resultado!

  3. Marikeles dice:

    Una pregunta… ¿que tal va la kitchen-aid para este tipo de masas? Mi costillo cada año me pregunta si la quiero, que me la regala, y yo siempre contesto lo de “no cariño, que a mi lo que me gusta es amasar”. Peeero, cuando me lanzo con algún tipo de masa enriquecida, tipo brioche, o similar, me acuerdo y me digo a mi misma “Este año le digo que si”.

  4. Mendruga dice:

    Cuándo un cursin por Asturias?

  5. Patricia dice:

    Y por qué la masa parece que es como asalmonada?
    La verdad es que me da envidia… pero es que estas masas me cuesta tanto tanto amasarlas… que no me termino de animar…
    Muy buena pinta, sí. ñam ñam ñam.

  6. Ibán dice:

    Liberté, egalité, viennoiserie!!!
    Marikeles. Pues imagino que irá deputamadremotormercedestreintadirham. Una cosa importante a tener en cuenta es que la amasadora calienta la masa por la fricción, lo cual en el caso del brioche puede ser fatal, así que mete TODO a la nevera antes: la harina, los huevos, la mantequilla, todo. Aparte de eso, realmente la amasadora amasa pero no sabe de masas (nada sustituye al conocimiento de la masa de un panadero observador y atento), así que échale un ojo. Normalmente es fácil de saber cuando está hecho: se oye. Tras haber dado una primera amasada sin la mantequilla, al incorporar toda la grasa la masa se viene abajo, es una papilla que parece ingobernable. Poco a poco va cohesionándose y al final e despega de las paredes de la amasadora, las deja limpias mientras suena un característico “flop, flop, flop”.
    Mendruga (uy, qué cosa da llamarte por tu apodo, chica). Pues es todo montarlo, la verdad. Estuver mirándolo alguna vez con unos amigos, pero al final, por estas cosas de la vida, no lo llevamos a cabo.
    Patricia, jajajaja. Para empezar porque la cámara de mi móvil es muy mala :D Y luego porque la masa lleva por todo líquido huevos, así que más que asalmonada es amarilla/anaranjada.
    Amasado: busca vídeos de Bertinet amasando. Se coge fácil y ayuda mucho para estas cosas, 100% recomendable.

  7. Mayte dice:

    Deliciaaaa ñam!

  8. el pingue dice:

    ¡Ay omá! ¡AAAAAARRRRRRRRRRRRRRYYYYYYYYYYYYYYYYY OMÁ QUE ME DA UN JARIIIIIIIIIIIII!

  9. Missis (Carmina) dice:

    El olor en mis manos… del amasado estuvo conmigo casi todo el día.
    Al ver cortar el brioche… impresionada quedé. De todos los que he intentado hacer ninguno tenía esa textura. (seré optimista y amasaré y amasaré…)
    Creo que no paso de éste fin de semana en hacerlo, de momento he empezado con el de centeno…
    Un saludo. Carmina

  10. Juan de Elche dice:

    Uyyy¡¡¡ Casi das la receta completa. ¿Sería la primera vez?.
    Estas empeñado en que la peña aprendamos/nos apasionemos y no haces concesiones.
    Lastima que el sistema educativo nacional no fomente a los educandos con esos criterios, es decir, para aprender más hay que esforzarse/practicar/fijarse/estudiar/etc. más, y quién lo haga descubrirá lo ilimitadas que son las tierras de la libertad y que explorar por uno mismo es descubrir y constatar que no hay límite.
    ¿Para cuando tu propio libro?.

  11. Alegría dice:

    Eso. Pimpampun…Como si nada.¡Con lo que se suda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *