Borscht, borodinsky, ajo

El borscht de Daria.

BorschtBorodinskyAjo

He tomado borscht en distintas ex-repúblicas soviéticas, en restaurantes por ahí, incluso en casa, pero nunca he estado en Rusia. Curiosamente, el primer borscht que tomo hecho por una rusa, en Madridgrad. Verla untar la piel del borodinsky con ajo crudo, luego servir los tazones de sopa humeante, con bien de carne.

Esta entrada fue publicada en ¿Vienes a cenar fuera?. Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

3 respuestas a “Borscht, borodinsky, ajo”

  1. latitxa dice:

    Me encanta!

  2. ¿Por qué habré cometido el error de pulsar el enlace y encontrarme con esos pampushki? Esa mezcla de ostalgia y hambre hace estragos a esta hora. ;)

    P.S. Uyss… me apetece una buena sopa y knedlíky para acompañar…

  3. Ibán dice:

    Nunca había visto frotar la corteza del Borodinsky con ajo crudo. Una iluminación. El saborazo que tiene consigue neutralizar el ajo, y que no se lo come. Amén chispún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *