3 cosas de Bilbao

La lluvia, el horno Bosch de mi madre y un verso.

Baldosa Bilbao bajo el sirimiri
Baguette Bosch

“De noche, el mar brilla como una merluza” (El anillo de oro, Kirmen Uribe).

Una cosa la echo de menos, la otra la envidio en la distancia, y la tercera va conmigo.

Hoy me he levantado en Bilbao y caía sirimiri, lo juro; mansamente, en la calle Ronda, a tres portales de la casa natal de Unamuno. Luego, el horno Bosch de mi madre, capaz de producir esa corteza tostada pero fina. Un pancito con masa madre y una puntita de levadura rápida Vahiné (con la harina que consigue mi madre en la panadería Trujipan; mala para largas fermentaciones, pero genial para cosas rápidas y medias). Y después, una merlucita con tomate y un cabrales sabrosón.

Esta entrada fue publicada en Bilbao, Pan, Sin más. Ir al permalink. Los trackbacks están cerrados pero puedes publicar un comentario.

13 respuestas a “3 cosas de Bilbao”

  1. MunduJr dice:

    Chico, pues yo echo de menos los adoquines (kinda sorta) irregulares de las calles de Londres… la lluvia que no es lluvia sino humedad condensada (y no, no es lo mismo), la gata de mi amiga Vicky (que vivía en Barking), el té de Yauatcha, la sopa de wonton del WonKei, los entreactos de la ROH con un pastel poires-cannelle de Paul, una frase de Samuel Johnson:

    “Why, Sir, you find no man, at all intellectual, who is willing to leave London. No, Sir, when a man is tired of London, he is tired of life; for there is in London all that life can afford.”

    SIR ANTHONY WORLDGATE.

    P.D.- Mira que echar de menos Bilbao, habiendo vivido en Londres…

  2. ella dice:

    Bueno, pues yo que vivo en barcelona, me alegro tanto de poderte leer a ti y a todos los que escriben en éste sitio…y ahora me alegro todavía más, porque para colmo, me descubres tiendas y lugares muy interesantes. Gracias.
    Un beso

  3. Ibán dice:

    Herrn Tor Zur Welt, no, Bilbao en si no lo echo de menos, pero sí algunas cosas: los bollos de mantequilla, el café, la lluvia (es terrible, en Barcelona no llueve, tú). Y luego, claro, sobre gustos no hay disputas. Conocía la cita sí, y siempre me ha hecho gracia; se nota que a Samuel Johnson no le interesaba mucho la naturaleza, ni el mar, ni la montaña. El “monte” más alto de Inglaterra está a 6 horas de Londres y mide menos que el Ganekogorta, a donde van los viejos de Bilbao a pasear en domingo desde casa. Recuerdo el día que no podía más de mono de monte y me tiré casi 2 horas al volante para llegar a “Los Chiltern” (los “montes” más cercanos a Londres, 267m, como Archanda!)…en España aquello no hubiera tenido nunca nombre “los xxx”, qué valor. Y del mar, mejor ni hablamos, para ver un mar parecido al Cantábrico (cada uno tiene “su mar”) tienes que irte hasta Devon o Cornualles (otras 6-7 horas) y acabas un poco decepcionado, ya que es como cualquier punto en la costa de Cantabria o Asturias. El mar cercano a Londres (la costa sureste la conozco muy bien) es marrón, muy “dull”, vamos, un desastre. Siempre me he preguntado qué responderían los niños de allí a la pregunta “¿De qué color es el mar?”; no podrían sino decir un triste “marrón”. Así que cada sitio tiene lo suyo. Yo de Londres echo de menos Turquía :) , bueno y los dulces indios (en Barcelona los hay, pero son bastante peores), el civismo de la gente, la falta de avenidas (que permite ir en bici disfrutando), las harinas, el respeto de la gente por su tierra, el sentido del paisaje… y, curiosamente, el clima (que no la luz); en Londres el clima es como a mi me gusta, suave. Ni frío en invierno ni caluroso en verano, y llueve algo (aunque menos que en Bilbao, todo sea dicho).
    Ay, que agustito me he quedao. Espera, que le pongo una etiqueta “tioteorías” a esto ;)

    ella, me encanta cuando los que visitáis este blog, de manera espontanea ponéis sitios, direcciones, consejos, trucos; este intercambio cibernético. Vuelve cuando quieras.

  4. Cannella dice:

    Siento colarme de manera tan poco romántica entre estas líneas llenas de nostalgia…pero el horno Bosch de tu madre bien se merecía una foto para que yo lo pudiera estudiar con detenimiento…

  5. rosal dice:

    Nostalgia de los lugares de tu niñez, y de tu mami, que solo se reconocen cuando están lejos. Yo te diría que también me encantan los lugares verdes con un poco de humedad para mantenerlos y no el asfalto y la falta de lluvia que hay aquí en Barcelona, que no hay manera de que caiga una gota y nos vamos a tener que duchar con gaseosa.
    Ibán ese pan está diciendo que hay que darle más detalle a la receta, venga no seas malo que con el fondo del horno Bosch de tu mami ya es insuperable. Por cierto que estoy esperando que me traigan una cocina con horno turbo de Balay, irá bien el turbo para el pan?
    Disfruta de estos momentos en tu tierra!!!

  6. manzana dice:

    Llevaba un mes deseando que lloviese, y hace poco, hubo un día gris, todo el día así y lloviendo. Yo, encantada. Me hizo mucha ilusión… ahora veo que no soy la única :D
    Al final, sin saberlo, me acostumbré al clima inglés, jaja.
    *yo también echo de menos el civismo…

  7. Vega dice:

    Ayer también caía sirimiri junto a la casa donde Unamuno murió. Casualidades de la vida, ya ves. : )

  8. Ibán dice:

    Cannella, pues un buen Bosch, así con convección y unas temperaturas que yo ni soñaba en Londres con mi cutre horno de gas que ni llegaba a 200º (te contaré las comome salían las ciabattas!!!)
    rosal, yo estoy ahora empezando a experimentar con el turbo (ver comentario a Cannella), y estoy sorprendido, va muy bien. Sobre todo para panes que necesitan bien de temperatura y una subida rápida. El único problemaes que te pueden secar la corteza y hacer costra, con lo que si el pan tiene fuerza, podría abrirse por debajo intentando escapar. Yo para reyes me pienso pedir uno!!!! :) La masa del pan es tipo ciabatta de P. Reinhardt, pero con un poco menos de agua, con lo cual gana “cuerpo”. Mi madre compra harina en una panadería, y yo sospecho que tiene alguna “movida”, ya que si la usas para masa madre da un tono demasiado acre. Así que imagino que será especial para baguettes. Para la masa hazte a la idea de que lleva muuuuuuuuuuucha masa madre (que le da el sabor) y una pizca (menos de 1 cuch/té) de levadura rápida (que hace al pan subir).
    manzana, yo soy del norte, no puedo vivir sin lluvia…y no soporto el calor!!!
    Vega, qué potito, esto se merecería un post o un poema, o algo, ¿no?

  9. AdR dice:

    Hola!

    Muy buena habilidad para mezclarlo todo como si fueran ingredientes de la misma cocina y receta. :)

    Viendo tus posts sobre cocina me dan unas ganas de saquear la nevera… :)

    Gracias por tu visita a Scriptoria. Tendré en cuenta este blog. Saludos

  10. Ibán dice:

    AdR, pásate por aquí cuando quieras, eres bienvenido! Eso sí, fuiste a escoger la peor foto!! (estaba hecha en un segundín con el móvil, no te digo más).

  11. SG dice:

    Dearest Sir Anthony,
    Estoy de acuerdo en cada una de las cosas que comentas… Y aunque muchos años en Bilbao han hecho que al llegar me sienta en casa y me parezca bonito, sí bonito (0: Londres…es LONDRES… A tú lista añadiría un beigel en Brick Lane, la tarta de chocolate del Fortune&Mason, el lujo de un café en el Italia…un korma del Sweet&Spicy y, por supuesto, Turquía, en esto Ibán estamos de acuerdo.
    Ibán a callar!!!! que casi lloras cuando viste el bote de Marmite que te trajo la Miller y te pasaste una semana bebiendo Earl Grey (“porque estaba fresquito”).
    Lady Marmite

  12. Roger dice:

    Yo también peregrino a Bilbao ya que mi otra parte vivió allí hasta los 20 y algo años, y una vez al año intentamos ir.
    Un par de preguntas, el Bollo de Mantequilla, de que esta relleno? ( la respuesta parece obvia pero o la mantequilla es especial o es mantequilla mezclada con “algo” ). Donde esta la taberna Basaras ( o algo así ) que salía en un post de hace unos meses?

  13. Ibán dice:

    Hombre, no seré yo quien niegue que Londres tiene sus atractivos pero, para zanjar el tema de una manera “ad hoc”,…it’s not my cup of tea ;)

    Roger, muy buena pregunta la del bollo, sí señor, veo que entiendes de lo que hablo. El relleno está hecho de una especie de “mantequilla de pastelería”, a medio camino entre la mantequilla de Soria y la nata, sin ser ninguna de las dos. Esa es, en parte, la grandeza de un bollo de mantequilla. Curiosamente este fin de semana me he tomado mi bollo de mantequilla de rigor, pero en el sitio donde me lo sirvieron el relleno era casi nata montada, así que no me gustó. Yo me lo suelo tomar en el Don Manuel (Alameda Urquijo, en este blog hay fotos de su bollo de mantequilla y su carolina) o en el New York (calle Buenos Aires). Pero hay muchísimos sitios muy buenos. A mi me gustan los que no son muy finolis, más tipo “degus” (término bilbaíno para cafetería de abuelas donde venden buen café y repostería). La Suiza es un sitio de impresión, pero es sólo pastelería. Para mi el Don Manuel es perfecto, ya que el nivel de la repostería haría enrojecer a más de una “patisserie”.
    La pregunta del Basaras, ¡otra gran pregunta! La anteúltima vez que fui a Bilbao, tuve el triste honor de tomarme un pincho de la última tortilla del Basaras, ya que lo cerraban esa misma noche por traspaso, qué pena más grande (otro clásico Bilbaino que cierra, después del motrikes). Creo que lo van a reabrir (tal vez esté ya abiert) porque es sólo un traspaso, pero dudo que sea lo mismo, ya que la madre y la hija que lo llevaban ya no hacen las tortillas, ni las gildas, ni la merluza rebozada, ains… Está(ba) en la calle pelota (la octaba de las 7 calles), a un paso de grandes clasicos pinchísticos como el Txiriboga, Gatz, Xukela, Roterdam, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *